23.11.2012 - ODG

Irina Bokova y el Secretario de Estado de Austria Reinhold Lopatka celebran la colección de obras de arte de la UNESCO

UNESCO/Landry Rukingamubiri

Irina Bokova, Directora General de la UNESCO y el Sr. Reinhold Lopatka, Secretario de Estado del Ministerio federal de asuntos europeos e internacionales de la República de Austria presentaron juntos el proyecto Arte para la Paz que reúne unos 600 exponentes de la colección de obras de arte de la UNESCO, el patrimonio artístico más importante de las Naciones Unidas.

La ceremonia tuvo lugar en presencia del artista y fotógrafo Sr. Lois Lammerhuber así como de la Sra. Ursula Plassnik, Embajadora y Delegada Permanente de Austria ante la UNESCO, el Sr. Martin Eichtinger, Director General del Departamento de Cultura del Ministerio Federal de Asuntos Europeos e Internacionales y el Sr. Harald Stranzl, Embajador y Delegado Permanente Adjunto de Austria ante la UNESCO.

"La cultura es lo que somos y lo que nos une" dijo Irina Bokova.

La Directora General expresó su gratitud al Gobierno de Austria por su donación y felicitó al Sr. Lammerhuber por haber puesto su gran talento al servicio de la comunidad internacional, por medio de su proyecto Arte para la paz que proporciona un marco excepcional para la colección de obras de arte de la UNESCO.

La interfaz electrónica del proyecto Arte para la paz en el sitio web de la UNESCO multiplicará su notoriedad e impacto convirtiéndolo en un foro y un espacio público mundial para la educación de los jóvenes, al hacer que los alumnos participen en un diálogo activo sobre algunas obras maestras y fomentar así una visión compartida de la paz y la humanidad.

El Secretario de Estado, Sr. Reinhold Lopatka recordó que Austria tiene un compromiso de larga data con los principios y prioridades de la UNESCO y subrayó al mismo tiempo que con el proyecto Arte para la paz su país “rinde un especial homenaje a las obras de arte reunidas en la Sede de la UNESCO, que representan la diversidad cultural de nuestra comunidad mundial y tan bien reflejan la visión de la paz que tiene la UNESCO como aspiración última de la humanidad”.

Irina Bokova destacó la importancia de la creatividad y la promoción de la diversidad cultural en un mundo cada vez más conectado y profundamente fragmentado. Puso de relieve asimismo el imperativo de que los gobiernos promuevan y faciliten la libre circulación de artistas entre los países como forma de mantener la vitalidad de las sociedades y de regenerar su capacidad de innovación. Prosiguió diciendo que “La libertad artística y la libertad de expresión son los mejores indicadores de la apertura de una sociedad y los mejores motores para su capacidad de inventar y de comenzar de nuevo”.

La colección de obras de arte de la UNESCO, iniciada con la construcción del edificio, reúne obras de arte de todo el mundo como símbolo de la solidaridad intelectual y moral y como medio de profundizar en éstas. “Cada obra de arte es un espejo que refleja la diversidad de nuestro planeta” dijo por último la Directora General de la UNESCO.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página