23.06.2012 - ODG

La Directora General se congratula por los grandes avances de la cooperación internacional contra el tráfico ilícito de bienes culturales

Red-figure bell-crater, c. 330-300 BC ©Sopraintendenza Speciale per i beni archeologici di Roma

Con motivo de su visita de la exposición dedicada a los bienes culturales robados y recobrados, organizada en la UNESCO con el apoyo de los Carabinieri italianos, la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, agradeció a las autoridades de Italia su cooperación en la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales. Como parte de un esfuerzo de sensibilización al problema del tráfico de bienes culturales exportados ilícitamente de su país de origen, en estos días se pueden ver en la Sede de la UNESCO 31 obras de arte recuperadas. Esta exposición, abierta al público, coincide con la segunda reunión de los Estados Partes en la Convención de 1970 sobre las medidas que deben adoptarse para prohibir e impedir la importación, la exportación y la transferencia de propiedad ilícitas de bienes culturales.

La Directora General se detuvo ante varias piezas excepcionales: una de las primeras cartas de Cristóbal Colón, impresa en latín, y varios objetos arqueológicos, en particular, una crátera de Paestum (siglo IV a. C.) y estatuillas precolombianas que habían sido robadas en el Ecuador. “Esta exposición permite medir los resultados tangibles de la cooperación internacional en la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales. Cada obra recuperada, a menudo fuera de las fronteras de su país de origen, manifiesta la excelencia y la complejidad de la labor de los Carabinieri italianos, en colaboración con las autoridades nacionales, las fuerzas de policía locales y quienes intervienen en el mercado del arte. Desearía que numerosos visitantes vinieran a verlo con sus propios ojos" declaró la Directora General.

En presencia del Excmo. Sr. Maurizio Serra, Embajador de Italia ante la UNESCO, y del Sr. Alberto Deregibus, carabiniero destacado en comisión de servicios en la Secretaría de la UNESCO, la Directora General declaró asimismo estar satisfecha con los resultados de la segunda reunión de los Estados Partes en la Convención de 1970 que había culminado la víspera bajo la presidencia del Embajador de México: "la decisión de los Estados Partes de instaurar un nuevo mecanismo de seguimiento y aplicación de la Convención es un avance muy positivo. Ahora el tratado tiene, como las demás convenciones culturales de la UNESCO, una columna vertebral, lo cual mejorará significativamente la cooperación de los Estados en la lucha contra el tráfico de bienes culturales. Felicito a México por la eficacia de que ha dado muestras en la conducción de esta importante labor. Debemos seguir por este camino".

 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página