23.09.2010 - UNESCOPRESS

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio no pueden alcanzarse sin la educación, dice la Directora General de la UNESCO

“Si queremos que el desarrollo sea sustentable, tenemos que invertir en educación”, dijo la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, a los participantes en una sesión de intercambio de ideas celebrada en el marco de la Cumbre sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio celebrada el miércoles 22 de septiembre en Nueva York.

La reunión, organizada por la UNESCO, el Estado de Qatar, Save the Children y el UNICEF tuvo como objetivo movilizar apoyos para acelerar los progresos hacia el cumplimiento del segundo ODM: lograr el acceso universal a la educación primaria. El periodista estadounidense Nicholas Kristoff, ganador del premio Pulitzer, actuó como moderador. Entre los participantes figuraban ministros de gobierno, representantes de organismos internacionales y no gubernamentales así como expertos en educación de todas las regiones.

Los participantes destacaron que desde que se establecieron los ODM en el año 2000, se han logrado progresos encomiables hacia el logro de una educación básica de calidad para todos. En Tanzania, a comienzos del decenio, iban a la escuela menos de la mitad de los niños en edad de cursar primaria, mientras que hoy en día prácticamente todos los niños de esa edad están escolarizados.  En la India, un país que en 2008 todavía tenía 5,6 millones de niños privados de escuela, está previsto que esa cifra se reduzca y que en 2015 oscile en torno a 750.000.

            Sin embargo, falta mucho por hacer. En 2007, al menos 72 millones de niños en edad de ir a la escuela primera no estaban escolarizados, de los cuales 54% eran niñas. Cerca de 39 millones de esos niños no escolarizados vivían en situaciones afectadas por conflictos. Si la tendencia actual continúa, se estima que en 2015 habrá alrededor de 56 millones de niños no escolarizados.

            Los datos proporcionados por el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo muestran que:

·        Si la totalidad de los alumnos de los países de ingresos bajos terminaran sus estudios primarios habiendo adquirido competencias básicas en lectura, podrían salir de la pobreza 171 millones de personas. Esto supondría reducir en un 12% el número de personas que viven con menos de 1,25 dólares diarios. (ODM 1- Erradicar la pobreza extrema y el hambre)

·       Si a las mujeres agricultoras de Kenya se les ofrecieran las mismas oportunidades de educación que a los varones agricultores, sus cosechas de maíz, fríjoles y guisantes pintos aumentarían en un 22%. (ODM 3 - Promover la igualdad entre los sexos y la autonomía de la mujer)

·       Los niños nacidos de madres que saben leer tienen un 50% más de probabilidades de no morir antes de haber cumplido los cinco años de edad. Se estima que en 2008 se podría haber salvado la vida a 1.800.000 niños en el África Subsahariana, si sus madres hubieran cursado por lo menos estudios de secundaria. (ODM 4 -Reducir la mortalidad infantil)

·       En Burkina Faso, las probabilidades de que las madres con estudios de secundaria den a luz con más seguridad en locales con equipamiento médico-sanitario, son dos veces mayores que las de las mujeres sin instrucción. (ODM 5 - Mejorar la salud materna)

·        En Malawi, se cifra en un 27% el porcentaje de mujeres sin instrucción alguna que saben que el riesgo de transmisión del VIH de la madre al niño se puede reducir tomando medicamentos durante el embarazo. En el caso de las mujeres que han cursado la enseñanza secundaria, ese porcentaje se eleva a un 59%. (ODM 6 - Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades)

       “Sin educación no habrá paz ni prosperidad”, dijo en la reunión S.A. Sheikha Mozah bint Nasser Al Missned, presidenta de la Fundación Qatar para la Educación, la Ciencia y el Desarrollo Comunitario, Enviada Especial de la UNESCO para la Educación Básica y Superior. “Proteger la educación es proteger nuestra civilización”, agregó.

      La reunión concluyó con el acuerdo unánime de que el apoyo a la educación debe ser sostenible en el larzo plazo y estar bien planificado, además de provenir de fuentes variadas nacionales e internacionales. Los participantes también destacaron la necesidad de dar un impulso especial a la atención de las necesidad de los más marginados y de aquellos que residen en zonas afectadas por conflictos. También se subrayó la importancia de tomar en consideración otras necesidades educativas que redundan en la calidad de la educación, en particular la escasez de profesores debidamente cualificados.

*****

La UNESCO en Twitter




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página