21.03.2012 - ODG

La enseñanza de la ciencia para las niñas, tema principal de las conversaciones en San Francisco

© UNESCO/George Papagiannis - UNESCO Director-General Irina Bokova exchanging with Noosheen Hashemi, President of Hand Foundation as part of Conversations with Exceptional Women event at San Francisco City Club, organized by the Friends of the San Francisco Commission on the Status of Women.

La labor de la UNESCO en el ámbito de la enseñanza de la ciencia para las niñas fue el tema principal de las “Conversaciones con mujeres excepcionales”, evento patrocinado por los amigos de la Comisión de San Francisco sobre la condición de la mujer, en el que participó hoy la Directora General, Irina Bokova. La Directora General afirmó que la familia era la primera fuente de inspiración, pero que las estructuras educacionales tenían que fortalecerse y la sensibilización a la igualdad entre hombres y mujeres debía promoverse a fin de que las niñas tuviesen acceso a la senda que las conduzca en última instancia a las carreras científicas.

Los programas de la UNESCO, como el titulado “10.000 directores de escuela” llevado a cabo con la colaboración de la Fundación Varkey-GEMS, que imparte en Kenya y Lesotho una formación para educadores que tiene en cuenta las disparidades entre hombres y mujeres, así como las alianzas con empresas como Procter & Gamble, que presta apoyo a unas 40.000 mujeres en Senegal, y la Alianza Mundial para la Educación de las Niñas y Mujeres, impulsada por los Estados Unidos y la UNESCO y puesta en marcha en mayo de 2011, constituyen otras tantas actividades de la UNESCO que enriquecen y empoderan a las mujeres de todo el mundo.

En el otro extremo del espectro, el Premio L'ORÉAL-UNESCO “La Mujer y la Ciencia” ha logrado sensibilizar a la labor fundamental de las científicas. En 2009, el Premio Nobel se concedió a la Dra. Elizabeth Blackburn de los Estados Unidos y a la Dra. Ada Yonath de Israel por sus trabajos en fisiología o medicina, y química, respectivamente. El año anterior, estas científicas habían recibido el Premio L'ORÉAL-UNESCO.

Con todo, la Sra. Bokova suscitó la inquietud y el asombro de los más de 100 asistentes cuando expuso algunos de los problemas que quedaban por solucionar, como el hecho de que las mujeres representan los dos tercios de la población analfabeta adulta del mundo, que asciende a 796 millones de personas.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página