22.05.2012 - ODG

La Directora General y Su Alteza Real el Príncipe El Hassan Bin Talal conversan sobre el fomento del diálogo intercultural

© UNESCO/Paola Leoncini-BartoliUNESCO Director-General Irina Bokova with HRH Prince Hassan bin Talal, Jordan, May 2012

Durante su visita oficial al Reino Hachemita de Jordania, la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, se entrevistó con Su Alteza Real el Príncipe El Hassan Bin Talal. El tema central de sus conversaciones fue el fomento del diálogo intercultural mediante la mejora de la cooperación regional, concentrando la atención en la participación de los jóvenes en las transformaciones sociales y políticas de la región árabe.

También se estimó que la necesidad de apoyar la reconciliación y la reconstrucción era una dimensión fundamental de los procesos de consolidación de la paz.

El Príncipe El Hassan Bin Talal subrayó que el problema del empleo juvenil se estaba agravando en el mundo árabe, agregando que los países productores de petróleo estaban buscando otros medios para lograr el crecimiento y la prosperidad.

"Tenemos que examinar cada vez más los asuntos multilaterales, ya que no podemos seguir planteándonos soluciones bilaterales", dijo el Príncipe.

"Es fundamental invertir más en los procesos de consulta entre generaciones en el seno de la región árabe, en particular basándose en las repercusiones de los movimientos de la primavera árabe”, comentó la Directora General.

El Príncipe El Hassan indicó que se debía invitar a los jóvenes a elaborar una carta social para la región árabe en la que se prohibirían todas las formas de discriminación, añadiendo: “necesitamos la ayuda de la UNESCO para ayudarnos a nosotros mismos".

El Príncipe se refirió igualmente a los desafíos que planteaba el diálogo entre religiones en la región, que constituía “una responsabilidad regional”. Informó a la Directora General de los esfuerzos que el Instituto Real de Estudios Interconfesionales de Jordania estaba desplegando para facilitar un diálogo constructivo entre los musulmanes y cristianos de la región. Según sus palabras, “empieza a ser necesario organizar una conferencia regional sobre seguridad” ante el movimiento creciente de personas afectadas por conflictos que se han convertido en refugiados.

El Príncipe manifestó la esperanza de que se creara una fundación del patrimonio cultural regional en la región árabe a fin de aumentar la confianza de los jóvenes en sí mismos en relación con su identidad, suscitar una mayor sensibilización a la importancia de su patrimonio cultural e historia común, y permitirles tomar decisiones fundamentadas para lograr un mejor equilibrio entre el turismo y la preservación sostenible a largo plazo.

"Se debe defender la dignidad humana de todas las maneras posibles", concluyó el Príncipe.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página