Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza - 17 de octubre

Mensaje de la Sra. Irina Bokova, Directora General de la UNESCO

No dejar a nadie rezagado: pensar, decidir y actuar juntos contra la pobreza extrema

2015 será una fecha clave en la lucha mundial en pro de la erradicación de la pobreza.

En el año 2000 se fijaron los Objetivos de Desarrollo del Milenio, y la meta de reducir a la mitad los índices de pobreza extrema se logró cinco años antes del plazo de 2015. Pero esto no basta. La pobreza sigue siendo una trágica realidad para un número demasiado grande de mujeres y hombres de todo el mundo. Esta realidad se traduce en una vida diaria de hambre, privación y enfermedad, que merma los derechos y la dignidad humanos y arroja sombras sobre el desarrollo de sociedades enteras.

© Oxfam / E. Mbuyi

En 2015 tenemos la oportunidad de fijar un nuevo objetivo para acabar con la pobreza en todas sus formas y en todos los lugares para 2030. Este objetivo debe ocupar una posición central en la futura agenda para el desarrollo humano, sobre la base y con el impulso de los derechos y la dignidad humanos, a fin de velar por el acceso de todas las mujeres y todos los hombres al bienestar económico, creando y reafirmando al mismo tiempo las condiciones para su participación ciudadana plena y significativa.

No se puede dejar a nadie rezagado, y no se puede excluir a nadie. Por esta razón la UNESCO trabaja en todos los ámbitos para fomentar una transformación social positiva en pro de la erradicación de la pobreza. La UNESCO promueve la educación de calidad y el aprendizaje a lo largo de toda la vida para empoderar a las mujeres y los hombres y mejorar la salud de las madres y los niños, en beneficio de toda la sociedad. La UNESCO aprovecha el poder de las ciencias para mejorar la agricultura, la atención de la salud, la seguridad alimentaria y la energía. La UNESCO apoya la comunicación y la libertad de expresión para fortalecer el estado de derecho y el buen gobierno. La UNESCO salvaguarda y promueve el patrimonio y la diversidad culturales como motores de inclusión social y fuentes de empleo e ingresos, que contribuyen al sentimiento de pertenencia y a la cohesión social.

© Tarialan, Mongolia - UN Photo / E. Debebe

Nuestro proyecto es claro. No podemos erradicar la pobreza de una sola vez. Para ello es necesario actuar en los planos político, económico, social y cultural. Para ello es preciso que todos los gobiernos, todas las mujeres y todos los hombres piensen, decidan y actúen juntos contra la pobreza extrema. Hemos logrado avances reales desde 2000, pero aún debemos hacer mucho más para llevar la dignidad y la justicia social a todos. Esto es lo que está en juego para 2015.

Descarga el mensaje en formato PDF
Español ǀ English ǀ Français ǀ Русский ǀ العربية ǀ 中文

 

 

Principio de la página