Nuestros océanos, nuestro futuro

Este año celebramos el Día Mundial de los Océanos con la primera Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos de la historia. Este acto innovador reúne a Jefes de Estado, altos dignatarios y actores de todo el mundo con el propósito de establecer asociaciones y fortalecer los compromisos necesarios para cumplir el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 14 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, consistente en conservar y utilizar sosteniblemente los océanos, que proporcionan a la humanidad las claves para su supervivencia, del oxígeno a un clima que funciona bien, pasando por los elementos esenciales de nuestro patrimonio natural y humano.

Para ello, debemos cultivar, movilizar y aprovechar los mejores conocimientos científicos.

Para que un océano sea sano se requieren sólidos conocimientos mundiales de las ciencias oceánicas. No podemos gestionar aquello que no podemos medir, y ningún país tiene por sí mismo la capacidad de medir el sinfín de cambios que están teniendo lugar en los océanos. De Fiji a Suecia, de Namibia al Ártico, todos los gobiernos y asociados deben intercambiar conocimientos a fin de elaborar políticas comunes fundamentadas en la ciencia.

Ese es el objetivo del Informe Mundial sobre las Ciencias Oceánicas, presentado por la UNESCO en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos. En el informe se indica por primera vez dónde y cómo las capacidades actuales en materia de ciencias oceánicas empoderan a la sociedad, protegen el medio ambiente y generan conocimientos para conservar los recursos oceánicos en beneficio de todos. Nuestro mensaje es claro: se ha hecho mucho para fomentar y financiar las ciencias oceánicas, pero todavía se debe hacer mucho más para colmar las lagunas en materia de capacidad.

Seguir haciendo las cosas como hasta ahora no basta para conseguir el futuro que queremos de aquí a 2030. La realización del ODS 14 exige nuevas soluciones basadas en la ciencia y su transformación en políticas y decisiones fundamentadas. Por ello, la UNESCO y sus asociados propugnan que 2021-2030 sea el Decenio Internacional de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible a fin de proporcionar a los gobiernos, la comunidad científica, la sociedad civil y todos los demás actores un marco para coordinar y consolidar las observaciones e investigaciones necesarias para el cumplimiento del ODS 14.

Invitamos a todas las personas interesadas a que se unan a nosotros y contribuyan a transformar las ideas en un amplio plan de acción concertada con objetivos y responsabilidades comunes.

El Día Mundial de los Océanos constituye una oportunidad para que todos nosotros evaluemos los desafíos que nos plantea el desarrollo sostenible en el ámbito mundial y nos unamos en favor de los océanos que necesitamos para el futuro que queremos.

Mensaje de la Sra. Irina Bokova, Directora General de la UNESCO 
con motivo del Día Mundial de los Océanos 2017

Algunos datos

    • Los océanos cubren más de 70% de la superficie del globo. Sólo el 1% de la superficie oceánica está protegida        
    • Entre un 50 y un 80% de la vida en la Tierra se encuentra bajo la superficie del océano, que constituye 90% del espacio habitable del planeta. Menos de 10% de este espacio ha sido explorado hasta ahora por el Hombre
    • Un conjunto de organismos marinos minúsculos llamados fitoplancton producen la mitad del oxígeno de la atmósfera mediante la fotosíntesis
    • Los océanos contienen 96% de todo el agua de la Tierra. El resto es agua dulce que se encuentra en forma de ríos, lagos y hielo
    • El océano absorbe anualmente cerca del 25% del CO2 que se agrega a la atmósfera debido a la actividad humana, reduciendo así el impacto de este gas con efecto de invernadero en el clima
    • El conjunto de los ecosistemas costeros que actúan como sumideros de carbono, como los manglares, las marismas salinas y las praderas submarinas pueden contener una cantidad de carbono cinco veces superior a la de los bosques tropicales