Día Mundial de la Filosofía 2013: "Sociedades inclusivas, planeta sostenible"

El Día Mundial de la Filosofía lleva este año por tema “Unas sociedades inclusivas, un planeta sostenible”. Este Día es una invitación a renovar la reflexión sobre las condiciones de la inclusión y la sostenibilidad en sociedades más diversificadas y más interconectadas entre sí y con el entorno.

  Cuanto más complejas son las problemáticas, mayor es la necesidad de que, en las escuelas y los medios de comunicación, todos ejerzamos, desde la más tierna infancia, nuestro espíritu crítico y cívico

Irina Bokova, Directora General

La mundialización, la actividad humana y el auge de las nuevas tecnologías y biotecnologías están difuminando los límites entre los órdenes sociales, humanos y naturales. La acción humana se ha convertido en el principal factor de evolución del sistema planetario, dando paso a una nueva era: el “Antropoceno”. El entorno ya no nos es totalmente ajeno, sino que contribuimos a moldearlo. La degradación del medio ambiente afecta a su vez a los tejidos sociales, las dinámicas migratorias y la cooperación.

En este mundo de ramificaciones múltiples, el desarrollo sostenible depende ante todo de la prosperidad común del conjunto de los Estados y de cada una de las sociedades. En un mundo de diversidad, la inclusión pasa hoy más que nunca por el diálogo y el respeto de la justicia, la dignidad humana y los derechos humanos. Ese era el mensaje de Swami Vivekananda, del que celebramos el sesquicentenario: “¿Elevarme a costa de otros? No he venido a la Tierra para eso”. También estamos más conectados a nuestros entornos naturales, que a su vez están ligados entre ellos. Esta dimensión debe inspirar nuevas políticas públicas, y también sociales, como intuía Paul Ricoeur, nacido hace un siglo: “Si no habláramos del mundo, ¿de qué hablaríamos?” Precisamente en respuesta a esta interdependencia radical, en la Cumbre Río + 20 se instó a elaborar políticas más integradas, capaces de aglutinar los aspectos económicos, sociales y ambientales del desarrollo.

Estos retos no se superarán solo con adaptaciones técnicas o acuerdos políticos o económicos. Cuanto más complejas son las problemáticas, mayor es la necesidad de que, en las escuelas y los medios de comunicación, todos ejerzamos, desde la más tierna infancia, nuestro espíritu crítico y cívico. Estas problemáticas están en el punto de mira del Foro Mundial de la Ciencia, que se reúne en Río en 2013, y del Informe mundial de la UNESCO sobre las ciencias sociales, dedicado a los cambios ambientales mundiales. En este mundo con múltiples fracturas, la filosofía desempeña un papel irremplazable para pensar y actuar en pos de la dignidad humana y la armonía. La filosofía nos recuerda que los recursos de la mente son los únicos recursos verdaderamente renovables que tenemos a nuestra disposición. Deseo en este Día dirigirme a través de la red de la UNESCO a todos los profesionales, autores y profesores del mundo entero para invitarlos a dar rienda suelta a ese potencial.

Síganos

         

EVENTOS

Participa