La libertad de información como herramienta para la autonomía: facilitar la protección y la práctica de otros derechos

Una premisa fundamental para la promoción de la libertad de información es el impacto tangible que el derecho a saber puede tener en la vida de la gente, como el de facilitar el ejercicio de otros derechos.

Una premisa fundamental para la promoción de la libertad de información es el impacto tangible que el derecho a saber puede tener en la vida de la gente, como el de facilitar el ejercicio de otros derechos. El acceso oportuno a la información confiere autonomía a la población, lo que le permite participar con conocimiento de causa en las decisiones que la afectan, al mismo tiempo que hace responsables a las autoridades y otros. Permite a los individuos aprender acerca de sus derechos y ejercerlos, y actuar contra su incumplimiento. La libre circulación de la información también ayuda a revelar el uso incorrecto de fondos que deberían haber sido asignados a fines de beneficio público y haber influido positivamente en la calidad de las prestaciones. Hay sin duda ejemplos positivos de la manera en que esto ha redundado en beneficios para muchas personas. También es claro que en muchos casos la información vital no llega a los desfavorecidos. Para que se logre una mayor autonomía mediante el derecho a saber, es necesario fomentar la demanda de información por parte del público, y particularmente por los pobres y vulnerables, las mujeres, los jóvenes y otros grupos que podrían ser afectados desproporcionadamente por la falta de acceso a la información.

Los medios de información pueden ayudar a sensibilizar acerca del derecho a saber y sus ventajas, y difundir información relacionada con asuntos esenciales como el acceso a los servicios públicos, los programas de desarrollo social, las actividades generadoras de ingresos y la protección contra la violencia doméstica, entre otros. Además, los medios de comunicación permiten a la gente manifestar su insatisfacción, canalizan la demanda de cuentas y de reactividad, y proponen formas de participar en el debate público. Los medios comunitarios, potenciados por las tecnologías de la información y la comunicación, contribuyen de manera importante a llegar a los marginados, en especial en las zonas que generalmente no están atendidas por los medios de comunicación privados comerciales.

La significativa función que los medios de información pueden cumplir en el fomento del derecho a saber y de la autonomía presupone que los usuarios de la información transmitida por su conducto necesitan tener la capacidad suficiente para recibirla, evaluarla y utilizarla críticamente. De ahí que la formación en medios de comunicación y en información sea un importante requisito. Proporciona a la gente las habilidades para abordar e interpretar analíticamente los contenidos de los medios, y les permite aprender la manera de utilizar los instrumentos esenciales que facilitan hoy en día la libertad de información.

Elementos para la reflexión:

  • La demanda de información que está en manos de los órganos públicos se concentra principalmente en algunos grupos (investigadores, empresas, funcionarios de gobierno, grupos de interés organizados, profesionales de la sociedad civil, entre otros). ¿Cómo puede extenderse de modo que ejerzan el derecho a saber quienes más lo necesitan? ¿Cómo puede responderse a los problemas relacionados con la alfabetización, la falta de acceso a la tecnología, el aislamiento geográfico y las barreras de lengua? ¿Qué función deben cumplir el gobierno, los investigadores, los profesores y la sociedad civil en el fomento de la demanda de información? En particular, ¿cómo pueden ayudar en esta tarea los medios de comunicación?
  • La libertad de información parece encontrar obstáculos particulares en el nivel local, donde a menudo se toman las decisiones y medidas más importantes para las personas. ¿Qué medidas hacen falta para invertir esta tendencia? ¿Qué papel pueden cumplir los medios de comunicación en esta tarea?
  • ¿Qué habilidades hay que desarrollar en el público para que la información que les llega por los nuevos medios de comunicación tenga un efecto importante sobre su capacidad de decisión y participación? ¿Qué clase de medidas pueden tomarse con ese fin, así como para que se conozcan y utilicen más ampliamente los instrumentos que facilitan la libertad de información?
  • El potencial de la información puede ser menoscabado si la gente no puede tener influencia sobre ella. ¿Cómo pueden los medios de comunicación contribuir a facilitar la capacidad de actuar sobre la base de la nueva información obtenida?
  • ¿Cómo pueden el gobierno, los medios de comunicación y las organizaciones de la sociedad civil asegurar que la información que revelan o difunden refleja las necesidades de la gente?
  • Las organizaciones no gubernamentales pueden ser una importante fuente de información pertinente para la vida de la gente, y de interés para los periodistas. Frecuentemente esas organizaciones piden información a través de las propias leyes sobre la libertad de información. ¿Cómo pueden los medios de comunicación asociarse con ellas para difundir esa información? ¿Qué clase de capacidad puede fomentarse entre las organizaciones no gubernamentales de modo que puedan presentar la información en formas que inciten a los medios de comunicación a publicarla?
Principio de la página