Día Mundial de la Libertad de Prensa 2011

En 2011 estas celebraciones se centrarán en la capacidad potencial de Internet y de las plataformas electrónicas, así como de formas más clásicas de periodismo, para contribuir a la libertad de expresión, la gobernanza democrática y el desarrollo sostenible.

Se aprovechará además la ocasión para instar a los Estados Miembros a reafirmar y cumplir sus compromisos internacionales de garantizar y promover la libertad de expresión en Internet, y para recordar a las organizaciones de la sociedad civil, los individuos y otras partes interesadas su importante función en la promoción de Internet como un recurso público mundial.

Veinte años después de la proclamación del Día Mundial de la Libertad de Prensa, el advenimiento de la revolución digital (la evolución de Internet, el surgimiento de medios de comunicación de otro tipo y el auge de las redes sociales en línea) ha reconfigurado el panorama de los medios de comunicación y convertido la “prensa de 2011” en algo que los presentes en la reunión de Windhoek en 1991 no podían siquiera imaginar.

Es bien sabido que el desarrollo de Internet ha aumentado considerablemente la capacidad de individuos, grupos y otros de ampliar su libertad de expresión y su derecho a buscar, recibir y difundir información, como lo reconocen las normas internacionales de derechos humanos. Específicamente, los nuevos sistemas de comunicación de masas dan a casi todos los ciudadanos la posibilidad de dirigirse a un vasto público: por ejemplo, los “bloggers” de todo el mundo desafían a las autoridades exponiendo la corrupción y expresando  sus opiniones por medio de Internet. Este nuevo alcance de los medios de comunicación ha enriquecido los recursos de noticias e información y han reconfigurado el paisaje tradicional de la prensa impresa, la radio-televisión y las agencias de noticias.

Sin embargo, pese a este nuevo alcance que permiten los medios de comunicación del siglo XXI, se crean nuevas barreras y nuevos intentos de bloquear, filtrar y censurar la información. Al mismo tiempo, la expansión de Internet, de las redes sociales y de la telefonía móvil de nueva generación plantea inéditas preocupaciones relativas a la privacidad y la seguridad de los usuarios.

La UNESCO, organización de las Naciones Unidas encargada de promover la libertad de expresión, reconoce que ésta es fundamental para construir democracias vigorosas, contribuir a la buena gobernanza, promover la participación ciudadana y el Estado de derecho, y alentar el desarrollo humano y la seguridad. El derecho a la libertad de expresión se aplica tanto a Internet como a los medios de comunicación más tradicionales: prensa, radio y televisión. La tarea consiste en aprovechar al máximo el potencial de Internet y de los medios de comunicación electrónicos sin comprometer las libertades civiles, comprendido el derecho a la libertad de expresión y la vida privada.

Medios de comunicación del siglo XXI: nuevas fronteras, nuevas barreras

Las nuevas fronteras de los nuevos medios de comunicación: nuevas formas de expresión, periodismo y participación
Las aplicaciones basadas en Internet, especialmente la aparición de las redes sociales, los contenidos elaborados por los usuarios y los microblogs permiten a prácticamente cualquier usuario de Internet convertirse en un emisor, capaz de crear, modificar y compartir rápidamente contenidos y conocimientos en forma electrónica, con millones de otros usuarios locales y mundiales. >> Más

Una perspectiva jurídica y reglamentaria: proteger mejor la libertad de expresión en la era de las comunicaciones electrónicas
Históricamente, las telecomunicaciones, la radiodifusión y otros medios de comunicación de masas  eran segmentos industriales separados; utilizaban tecnologías diferentes y se regían por distintas reglamentaciones. La reciente convergencia de las comunicaciones está disolviendo las barreras establecidas, no solamente entre periodistas profesionales y ciudadanos que utilizan las nuevas herramientas, sino también el entorno jurídico y reglamentario. >> Más

Nuevas barreras: bloqueo en línea, censura, vigilancia, seguridad de los periodistas y los “bloggers”
Según la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), casi dos mil millones de personas (algo menos de la cuarta parte de la población mundial) utilizan Internet. Su llegada ha modificado sustancialmente el panorama de los medios de comunicación de masas y la circulación de la información. Gracias a las posibilidades de participación que ofrece, Internet ha abierto nuevos horizontes a la libertad de expresión, y es muy probable que esta tendencia siga acentuándose. >> Más

Nuevas tendencias del periodismo: los nuevos modelos empresariales, la propiedad de los medios de comunicación y la preservación de la independencia editorial
El auge de Internet y otros medios de comunicación electrónicos plantea un reto particular a los sistemas informativos tradicionales, entre ellos la prensa y la radio-televisión. En muchas partes del mundo, las ventas de periódicos vienen disminuyendo desde comienzo de los años 2000, y algunos han optado por distribuir solamente versiones electrónicas de sus publicaciones. >> Más

Principio de la página