La libertad de expresión contribuye a la autonomía

Para que los ciudadanos puedan tomar parte en el debate público y pedir cuentas a los gobiernos y otros responsables, lo que es un elemento clave de la democracia participativa, deben tener acceso a medios de comunicación libres, pluralistas, independientes y profesionales. La comunicación y el diálogo entre los distintos miembros de la sociedad no se establecen necesariamente de manera natural, como podría creerse. Los medios de comunicación son un conducto de acceso a la información y un motor del diálogo.

Contribuir al debate democrático

Los medios de comunicación pueden ejercer una función de vigilancia informando acerca de las actividades de las autoridades, la sociedad civil y el sector privado. Para esto es preciso contar con múltiples medios de comunicación, debido al alcance del material sobre el que se informa, y para que se escuchen voces diversas. Los medios de comunicación permiten a los ciudadanos mantenerse informados y participar en la vida de su sociedad, lo que da lugar a una verdadera realización de su potencial. Informarse de manera precisa, justa e imparcial es la mejor defensa contra  la ignorancia y la adopción de decisiones sin conocimiento de causa.

Una ardua tarea...

En todos los aspectos de la vida de la comunidad, los medios de comunicación desempeñan una función esencial ya que son el vehículo de la información y potencialmente un catalizador del activismo y el cambio. Por ejemplo, las cuestiones vinculadas al desarrollo pueden tener un efecto polarizador en una comunidad, pues el debate puede ir de los beneficios económicos y los impactos ambientales a las preocupaciones generales sobre la calidad de la vida. A través de los medios de comunicación puede tener lugar un debate fundamentado que no resulte intimidante, y que puede tener resultados positivos para todos los interesados. En esos casos, los medios de comunicación aseguran que se están tomando en cuenta tanto las voces de la comunidad como los intereses financieros de los inversores en un proyecto determinado.
Es cada vez más evidente que la responsabilidad de una información exacta, justa e imparcial es de vital importancia para la pertinencia y respetabilidad de los medios de comunicación en una sociedad y para la capacidad de una comunidad de cumplir su función en una democracia. Sin una participación ciudadana con conocimiento de causa, una democracia sucumbirá inevitablemente. Si quienes detentan el poder manipulan a los periodistas, los medios de comunicación se convierten en una herramienta de propaganda que sume a la sociedad en la ignorancia, la indiferencia y la desesperanza.

La libertad de prensa hoy en día…

En muchas partes del mundo la libertad de prensa todavía no está garantizada. En 2007 se asesinó a 171 periodistas, casi un récord, y varios cientos han sido amenazados, encarcelados o torturados. No es difícil imaginar los obstáculos que hay que vencer. Estos actos son inaceptables, no solo porque violan los derechos humanos de los individuos, sino también porque van en desmedro de la buena gobernanza y la democracia, esto es, la circulación de información exacta y confiable. Por otra parte, los adelantos de las tecnologías de la información y la comunicación ofrecen posibilidades cada vez mayores a los medios para llegar a más personas en más lugares y, en la práctica, facilitar a la gente el acceso a la información y la expresión de sus opiniones. Las tecnologías de la información y la comunicación abren la posibilidad de una distribución rápida y extensa de información y de que la transparencia y la buena gobernanza se conviertan en realidades tangibles.

Principio de la página