La UNESCO y Pakistán lanzan el fondo Malala para la educación de las niñas al que Pakistán aporta diez millones de dólares

© UNESCO/E.Urbano, From left to right: Michelle Bachelet, Executive Directo of UN Women, Asif Ali Zardari, President of Pakistan, Irina Bokova, UNESCO Director-General, French Prime Minister, Jean-Marc Ayrault, and UN Special Envoy for Global Education Gordon Brown

La UNESCO y Pakistán presentaron el 10 de diciembre el Fondo Malala para la Educación de las niñas en un evento de alto nivel celebrado con motivo del Día de los Derechos Humanos. En el acto, titulado “En defensa de Malala – la educación de las niñas es un derecho”, el presidente de Pakistán, Asif Ali Zardari, anunció que su país donará los primeros diez millones de dólares para el proyecto.

Inaugurado por la Directora General de la UNESCO y el presidente pakistaní, el acto estuvo dedicado a Malala Yousafzai, la niña pakistaní de 15 años que en octubre pasado fue víctima de un intento de asesinato perpetrado por los talibanes por haber defendido el derecho de las niñas a ir a la escuela. Los participantes se proponían dar un nuevo impulso al objetivo de brindar educación a todas las niñas del mundo antes de 2015.

© UNESCO/E. Urbano
Asif Ali Zardari, President of Pakistan, and Irina Bokova, UNESCO Director-General

Intervinieron también el primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault; la Directora Ejecutiva de ONU-Mujeres, Michelle Bachelet; el Enviado Especial de Naciones Unidas para la educación mundial, Gordon Brown; y la ex presidenta de Finlandia, Tarja Halonen, que adoptaron una declaración de compromiso a favor de la educación de las niñas en la que prometen “hacer todo cuanto esté a nuestro alcance para poner término a todas las formas de violencia contra las niñas y a eliminar los obstáculos que les impiden ir a la escuela”.

La Declaración, respaldada también por ministros y altos funcionarios de Afganistán, Egipto, Indonesia, Arabia Saudí, Suecia, Emiratos Árabes Unidos, el Representante especial del Secretario General de la ONU para los Niños y los Conflictos Armados y el Director General de la Organización Islámica para la Educación, la Ciencia y la Cultura (ISESCO), pide que se defienda “la educación de las niñas como derecho humano fundamental y requisito previo para el desarrollo sostenible y la paz duradera”.

© UNESCO/E. Urbano
Jean-Marc Ayrault (French Prime Minister) and Irina Bokova.

© UNESCO/E.Urbano

Este compromiso refuerza la iniciativa “La educación ante todo”, emprendida recientemente por el Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon, que pide a gobiernos, organizaciones internacionales, miembros de la sociedad civil, representantes del sector privado, líderes comunitarios y religiosos que la educación de las niñas sea una prioridad para todos.

“Demasiadas niñas de demasiados países se ven penalizadas simplemente por ser niñas. Se ven obligadas a trabajar, se las casa a la fuerza y se las saca de la escuela. Todavía hoy hay 32 niñas de primaria fuera de la escuela y otras tantas de secundaria […]. La educación de las niñas es un derecho fundamental y es también un motor de desarrollo que beneficia a la sociedad entera, niños y niñas, hombres y mujeres”, recalcó la Directora General de la UNESCO.

Por su parte, el presidente de Pakistán recordó: “En mi país se enfrentan dos fuerzas: Malala representa a las fuerzas de paz y nosotros luchamos contra las fuerzas oscurantistas del odio y la violencia […] Precisamos apoyo del mundo entero para enviar a la escuela a todas las Malalas”. 

“Si hay algo que tengamos que recordar de la historia de Malala, es que la pretendida relatividad de los Derechos Humanos es un mito y una falacia. ¿Quién no siente ira e indignación ante su historia?, ¿quién puede aceptar que se niegue el acceso a la escuela a un menor simplemente porque es una niña?, ¿y que además se agreda a esa niña por haber denunciado esa terrible injusticia?”, declaró por su parte el primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault. “Lo que también nos enseña el drama de Malala es que no nos equivocamos al hacer de la educación un objetivo prioritario de la ayuda al desarrollo, especialmente de la educación de las niñas”.

“Nuestra determinación es más intensa que nunca: hemos de hacer que a finales de 2015 todas las niñas y niños vayan a la escuela”.

El Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon, la Secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton y la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Catherine Ashton, enviaron videomensajes que se mostraron en el evento.

Principio de la página