Alfabetización

The Non-Formal Education Programme (NFE), Bhutan

© UNESCO/Yannick Jooris

El uso de las nuevas tecnologías del aprendizaje ha abierto oportunidades considerables para la alfabetización y la educación informal en los programas pedagógicos destinados a jóvenes y adultos. Las TIC pueden facilitar el desarrollo de competencias, estimular el uso de materiales creados por los alumnos, fomentar la sensibilidad y la motivación del estudiante, apoyar y capacitar a los alfabetizadores, facilitar la distribución y actualización de la información y el material didáctico a los centros de documentación y contribuir al acopio de las reacciones de los individuos y grupos de educandos.

Pero no es usual que los programas de alfabetización se ejecuten únicamente por conducto de las TIC. Las TIC se utilizan sobre todo para apoyar los programas tradicionales o como elementos de una estrategia múltiple en pro de la alfabetización y el aprendizaje de las nociones básicas de aritmética.

El teléfono, la radio, la televisión, el ordenador y la Internet pueden y deben ser parte de los esfuerzos encaminados a la alfabetización y la educación de base. Las TIC, tanto las tradicionales como las más modernas, encierran un vasto potencial para las zonas rurales y remotas. Sin embargo, en el contexto africano, la brecha digital suele plantear problemas y la experiencia demuestra que el acceso a la tecnología no garantiza necesariamente que ésta vaya a usarse de manera provechosa o para aumentar la autonomía de la población.

Hay muchos ejemplos de cómo las TIC pueden contribuir tanto a la creación de un contexto alfabetizado como al fomento de las oportunidades de alfabetización. Los nuevos medios de comunicación encierran un enorme potencial para crear ámbitos de aprendizaje, tales como los sitios web interactivos, las salas de diálogo (chat-rooms), las listas de distribución, los cursos impartidos por conducto de Internet y las bibliotecas en línea.

Principio de la página