News

UNESCO: Formative assessment, a breakthrough innovation in schools during the pandemic


In the context of COVID-19, assessment is essential to measure and counteract the impact of school closures on learning. In this context, UNESCO explored more contextualised and flexible assessments through the voices of teachers.

A new UNESCO document launched on 1 July 2021 noted that teachers in the region believe that the pandemic has opened up opportunities to venture into innovative methodologies such as formative assessment. This modality is perceived by teachers interviewed in Latin America and the Caribbean as a particular educational philosophy that advocates for moving towards different educational models.

The document is the result of a qualitative study carried out by the Latin American Laboratory for Assessment of the Quality of Education (LLECE) of the Regional Bureau for Education in Latin America and the Caribbean (OREALC/UNESCO Santiago). The research was based on in-depth interviews with 21 teachers in the region in order to investigate how formative assessment is implemented from a teacher's perspective.

Further information in Spanish:

 

La evaluación formativa pone el foco en el proceso de cada estudiante y entrega retroalimentación individualizada para apoyar a estudiantes y docentes. Según la pesquisa, limitaciones de tiempo y recursos, resistencias culturales y requerimientos burocráticos nacionales pueden desincentivar a los docentes a aventurarse en innovaciones de este tipo, y pueden hacer que la implementación no sea óptima, o que la evaluación formativa se vuelva incoherente con las demandas de los sistemas educativos.

 

Para aplicar la evaluación formativa no bastarían las iniciativas individuales, sino que se deben incentivar condiciones en los establecimientos educativos junto a transformaciones en los sistemas escolares, tales como diseños curriculares más flexibles, mayor capacitación docente y libertad en su ejercicio, como también una reflexión en torno a los sistemas de calificaciones, sus consecuencias para los estudiantes y poder ampliar los sistemas de evaluación nacionales.

Flexibilidad educativa y mayor conexión con el estudiante

Las consultas a estos profesores y profesoras exploraron qué entienden estos profesionales por evaluación formativa, qué metodologías utilizan, y qué obstáculos y facilitadores se perciben a la hora de aplicarla. El informe recoge las experiencias de docentes de un amplio rango de contextos: escuelas de diversos tamaños, niveles socioeconómicos, niveles de enseñanza y países, y ahonda en sus visiones respecto a su práctica y la educación en general.

Los docentes entrevistados coinciden en que un aspecto esencial de la evaluación formativa es que las actividades pedagógicas se implementan con un objetivo en mente, pero que el docente debe estar atento a las respuestas de los estudiantes, para adaptarlas de acuerdo a lo observado. Esto puede implicar modificar el ritmo y/o el estilo de enseñanza, diversificar las tareas según el avance de cada estudiante, retroalimentar, reforzar contenidos, entre otros aspectos. No obstante, los docentes señalan que todavía persisten múltiples obstáculos contextuales para poder aplicar este tipo de metodologías.

En las entrevistas se observó también un enorme grado de convergencia en las visiones de los docentes sobre la relevancia de avanzar hacia un modelo educativo que dé mayor protagonismo a los estudiantes, donde los aprendizajes estén conectados con sus intereses y los de sus comunidades y los ayuden a cuestionar el mundo y aportar en soluciones innovadoras a los problemas que enfrenta.

“Con su difusión, la UNESCO contribuye a incentivar la conversación en torno a estos temas, visibilizar el trabajo docente, su visión educativa, propósito mayor que los convoca y visibilizar cómo son parte de la acción para mejorar los aprendizajes desde la evaluación formativa, junto a poder difundir experiencias pedagógicas motivantes que otros docentes de la región están implementando”, indicó Carlos Henríquez Calderón, coordinador general del Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE).

*****

La evaluación formativa se alinea con los principios de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, especialmente en temas relacionados con la educación para la ciudadanía mundial y la educación para el desarrollo sostenible, las que refuerzan la autonomía y el aprendizaje significativo para formar ciudadanos globales, capaces de resolver los problemas de las sociedades del siglo XXI.

media:publication:5948ece2-da90-4b12-9789-ae866a5a14aa