Historia

La caravana de la sensibilización: entrevista con jóvenes voluntarios que promueven la educación de las niñas en Senegal

“Muchas niñas tienden a abandonar la escuela y a trabajar en pequeñas tiendas para apoyar financieramente a su familia”, declaró Ndeye thioro Teuw, de Pikine (Senegal). Ndeye thioro es miembro del Movimiento Ciudadano BanlieueUP y uno de los 12 jóvenes voluntarios que promueven la educación de las niñas en los suburbios de Dakar (Senegal).

Las mujeres representan hasta el 50% de la población senegalesa, pero son pocas las que están alfabetizadas. Las normas de género nocivas, la pobreza, el matrimonio precoz, el embarazo precoz y no deseado, los quehaceres domésticos y los cuidados a su cargo tienen una influencia desproporcionada en las niñas, en la continuidad de su aprendizaje y en su trayectoria educativa.

La pandemia de COVID-19 ha exacerbado los desafíos existentes para la educación de las niñas. El cierre de las escuelas a escala nacional llevó a una cantidad cada vez mayor de niñas a abandonar la escuela, y algunas corren el riesgo de no regresar nunca a las aulas. Para solucionar esta situación, el Movimiento Ciudadano BanlieueUP presentó una campaña de sensibilización a bordo de una caravana móvil para apoyar el regreso de las niñas a las escuelas.

Entrevista con Ndeye thioro Teuw y Ndiack Dieng, dos de los 12 jóvenes voluntarios que promueven incansablemente la educación de las niñas a bordo de una caravana móvil que recorre los suburbios de Dakar (Senegal).

La caravana ha recorrido 14 suburbios de Dakar. ¿Por qué es importante promover la educación de las niñas en esos barrios?

Ndeye thioro: Mantener a las niñas en la escuela para construir un mundo más equilibrado se ha convertido en algo esencial. Debemos defender el derecho de las niñas a la educación e incitarlas a hacer frente y a superar los obstáculos sociales, culturales y económicos. Debido a la pandemia, numerosas niñas tienen tendencia a abandonar la escuela y a trabajar en pequeñas tiendas para apoyar financieramente a su familia, en particular en las partes alejadas. Los mensajes de la caravana han contribuido a sensibilizar a las comunidades y a incitar a las niñas a que continúen sus estudios.

Ndiack: La educación permite que las niñas conozcan su historia y sus valores, y que construyan su propio futuro en un mundo globalizado en plena mutación. Mantener a las niñas en la escuela desarrolla el capital humano y constituye un factor transversal con influencia en el empleo, la salud y la capacidad de las mujeres de reivindicar sus derechos. Pienso que es crucial que nos concentremos en la educación de las niñas en los suburbios porque es en estas partes en donde son más numerosas en abandonar la escuela.

Gracias a los mensajes difundidos por los altavoces, la caravana ha llegado en total a 20 000 personas a nivel comunitario. Según ustedes, ¿qué tipo de repercusión han tenido estos esfuerzos promocionales? ¿Cómo han sido acogidos?

Ndeye thioro: En mi suburbio de Pikini, la campaña ha tenido una fuerte repercusión en la administración local, así como en las mujeres jóvenes y sus padres. También hemos interactuado directamente con los miembros de la comunidad, para llegar a las niñas que pudieran abandonar sus estudios y a las que se han retrasado en matricularse en la escuela.

Ndiack: La caravana ha difundido mensajes en las lenguas nacionales. Por ejemplo: “Yaye booy xaléla baayima ma Jangui!”, que significa “Madre, soy joven, ¡déjame ir a la escuela a aprender! y “Lou goor meune, ¡jigeen meen na louko raaw!” que significa “¡Todo lo que puede hacer un hombre, una mujer lo puede hacer y aún más! Los mensajes que ponen de relieve a las mujeres que triunfan también desempeñan un papel determinante. Hemos recibido muchos comentarios positivos por parte de los padres que se han comprometido en apoyarnos lo mejor posible haciendo que sus hijas sigan asistiendo a la escuela. Muchos padres han contribuido expresándose directamente por los altavoces de la caravana sobre la permanencia de las niñas en la escuela.

Usted es uno de los 12 jóvenes voluntarios que asistieron a dos formaciones sobre la igualdad de género y el trabajo de promoción. ¿Cómo estos nuevos conocimientos y competencias le han ayudado a promocionar la educación de las niñas?

Ndiack: Estas sesiones de formación me dotaron de las herramientas pertinentes para abogar en favor de la educación de las niñas. Por ejemplo, aprendí cómo el hecho de invertir en una educación de calidad para las niñas permitiría que África saque provecho del dividendo demográfico para estimular el desarrollo mediante la ciencia y la tecnología. También aprendí que la inclusión social y económica de las mujeres es la base del desarrollo sostenible e inclusivo de Senegal.

¿Qué retendría usted de esta experiencia? ¿Qué hay que hacer para promover la educación de las niñas en el futuro?

Ndeye thioro: Ha sido una linda experiencia. Para esfuerzos futuros, debemos trabajar conjuntamente en la promoción de la educación de las niñas. Tenemos la intención de seguir con este trabajo en los años que vienen para aumentar la repercusión, ya que el trabajo está lejos de haber sido terminado.

Ndiack: Tengo el honor de participar en este proyecto y de contribuir a nuestra sociedad manteniendo a las niñas escolarizadas. La caravana es un enfoque novedoso que permite llegar a muchas personas a escala local y su repercusión se hizo sentir inmediatamente en el seno de las comunidades. Es importante apoyar más a las organizaciones locales como BanlieueUN en su trabajo en materia de promoción del liderazgo de las mujeres y en la educación de las niñas en el plano local.

Cada uno de los 12 voluntarios se ha comprometido directamente al menos ante 50 jefes de familia, es decir, ante un total de 600 personas. Se estima que han llegado también a unas 1 000 personas en cada una de los 20 municipios mediante el sistema de audio de la caravana y que se ha llegado a otras 300 000 mediante las redes sociales.

Esta iniciativa es parte del proyecto “Taxawau Banlieue, Aar Jangu Xaleyu Jigeen Yi” (que significa, “Por los suburbios, por la educación de las niñas”) respaldado por la embajada de Portugal en Senegal. Además de la campaña de sensibilización realizada por la caravana, BanlieueUP pretende apoyar a 60 niñas en los tres suburbios de Pikini, Guédiawaye y Rufisque proporcionándoles materiales pedagógicos y mascarillas contra la COVID-19 y asumiendo el costo de los cuidados sanitarios universales durante todo el año.

Más información

 

Photo: © Mouvement Citoyen BanlieueUP