Artículo

La cooperación internacional de la UNESCO Montevideo y de la P.F.A. Interpol Argentina en la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales

por - Comisario Mayor Marcelo El Haibe
Jefe Dirección General de Coordinación Internacional
INTERPOL
y Comisario Fernando Gómez Benigno,
Departamento de Protección del Patrimonio Cultural
INTERPOL.

Los delitos que comprenden el tráfico ilícito de bienes culturales son un conjunto de operaciones de carácter ilegal que abarcan tanto la sustracción, como la organización y desarrollo de mercados delictivos que se establecen a nivel global, perjudicando en cierta forma a sujetos, grupos culturales y naciones.

La pérdida del Patrimonio Cultural es irreparable y alcanza tanto el saqueo en yacimientos arqueológicos, paleontológicos, monumentos, archivos y museos ingresando en el mercado ilegal a través de organizaciones, oportunistas ocasionales, coleccionistas sin escrúpulos, pobladores empobrecidos o aficionados enceguecidos por una oportunidad de lucro. Siendo un mercado internacional que se encuentra en constante expansión y que las cifras que brinda la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) permiten comprender la importancia de este delito posicionándolo a este flagelo en el tercer lugar de los delitos trasnacionales más lucrativos representando 3.400 a 6.300 millones de dólares a nivel mundial. (EL HAIBE, 2019)

Es por este motivo la UNESCO y los Ministerios de Cultura de los diversos países del mundo realizan campañas para sensibilizar a los profesionales de museos, a la policía, a las aduanas, a los marchantes y a los comerciantes. Este tema está considerado por la comunidad internacional como un problema de suma importancia.

La mayoría de los Estados han promulgado leyes que protegen el patrimonio cultural y algunos sistemas son más completos que otros. La delincuencia internacional, en lo que refiere al tráfico no es un fenómeno nuevo, este comportamiento se inicia en la historia del hombre y no es algo exclusivo de una cultura en particular, sino que en todas las regiones se observan este tipo de hechos.

Los tratados internacionales que han sido aprobados oportunamente por el Estado Argentino, como el de “Medidas que deben Adoptarse para Prohibir e Impedir la Importación y la Transferencia de Propiedad Ilícitas de Bienes Culturales” de UNESCO del año 1970 es el más antiguo y adherido en la materia.

En el marco del mencionado tratado y en virtud a las diferentes disposiciones que se aplican sobre la materia sumado a la labor de esta institución y gracias a la cooperación de la OFICINA Unesco Montevideo que permitió la capacitación VII Edición en forma ininterrumpida a los funcionarios de Policía y Aduana se han recuperado a lo largo de 19 años alrededor de 20.000 bienes culturales, la mayoría de ellos han sido restituidos a los lugares a donde pertenecen.

Cabe destacar que este año se contó con el apoyo institucional de la UNESCO y del Instituto Universitario de la Policía Federal Argentina (IUPFA) para el dictado del “Curso de Especialización en Protección del Patrimonio Cultural – Modalidad Virtual” con duración de TRES (3) meses y con un cuerpo docente integrado por prestigiosos profesionales en sus disciplinas a saber: Dr. Ricardo GONZÁLEZ, Dra. Graciela SWIDERSKI, Dra. Dolores ELKIN, Mg. Mario Félix NARANJO, Abog. Pablo GASIPI, Cons. Museos Claudia CABOULI, Lic. Delfina HELGUERA, Lic. Nora MATASI, Lic. Magdalena VAZQUEZ y Lic. Rodrigo PAZ, esta capacitación permitió brindar los conocimientos necesarios para la elaboración de proyectos de prevención y lucha contra hechos ilícitos vinculados al tráfico internacional de bienes culturales destinada a toda la comunidad con el fin de capacitar y concientizar a los asistentes y otorgar herramientas teóricas y prácticas donde participaron alrededor de 300 cursantes procedentes de distintos países como Argentina, Brasil, Chile, Estados Unidos, España, Francia, Paraguay, Portugal, y Uruguay, entre otros.

El programa del curso constó de 12 módulos a través de los cuales se abordaron cuestiones de conceptualización de la Protección del Patrimonio Cultural, de Patrimonio Numismático, Documental, Patrimonio Cultural Colonial, Patrimonio Arqueológico y Paleontológico, de la Salvaguarda y Conservación Preventiva de Bienes Culturales, nociones de la Falsificación en las artes visuales y artes decorativas, los Delitos contra el Patrimonio Cultural, el Rol de la Policía e Interpol en la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales así como la Seguridad en Museos.

En Argentina contamos con el Departamento Protección del Patrimonio Cultural de Policía Federal Argentina, una unidad especializada en la prevención y lucha contra el tráfico ilícito de Bienes Culturales a cargo de un grupo destacado de investigadores policiales y docentes especialistas en la temática. Su creación data del 18 de noviembre de 2002, dependiendo orgánicamente de la Dirección General de Coordinación Internacional de la Policía Federal Argentina. Esta Dependencia posee una Base Nacional de Bienes Culturales Sustraídos en nuestro territorio, con la particularidad de que es de libre acceso a la comunidad mediante el sitio de Internet www.interpol.gov.ar, en el link denominado “Protección del Patrimonio Cultural”, siendo única en este ámbito, gestionada por la oficina Tutela de Bienes Culturales. Como se ha mencionado, la presente unidad especializada se compone de un grupo interdisciplinario de funcionarios que se han especializado en la temática en cuestión, han participado en capacitaciones en congresos, jornadas, mesas redondas, cursos de posgrado que fueran requeridos por Universidades, organismos públicos y privados y por la UNESCO, para la formación en casi todas las provincias de la Argentina y el exterior, en los siguientes países: Chile, Paraguay, Perú, Ecuador, Bolivia, Colombia, Uruguay, Guatemala, México, El Salvador y Costa Rica.

Para mencionar algunos de los procedimientos destacados del corriente año, por ejemplo, en julio se han recuperado SEISCIENTOS VEINTIÚN (621) monedas grecorromanas que habían sido robadas y comercializadas en los meses de febrero y marzo en el año 2020 al Museo Histórico Nacional. La intervención de la mencionada Unidad Especializada ha sido requerida por la Fiscalía Federal Nº 9 del Dr. Guillermo MARIJUAN en virtud de haber recibido una denuncia por parte de un coleccionista de numismática, luego de ello y de acuerdo a la solicitud de las autoridades judiciales el equipo de investigación realizó un estudio de la causa, inmediatamente de que el Museo corroborara dicha faltante y que se trataba de una colección adquirida por el Presidente Bernardino Rivadavia en el año 1823. Mientras se realizaban las investigaciones pertinentes, se incorporó el pedido de secuestro de la totalidad de las piezas a la Base de Datos de INTERPOL, a la que tienen acceso los 194 países miembros, logrando la detención de las tres personas involucradas con el hecho ilícito y la restitución de 621 monedas grecorromanas a dicho museo, realizada el 8 de julio con las más altas autoridades del área de Cultura, Seguridad y de la Jefatura de la PFA. También, en Agosto del corriente se ha restituido QUINCE (15) bienes culturales pertenecientes al acervo del Estado Peruano en la Embajada de Perú ubicada en nuestro país. Monitoreando las actividades comerciales referentes a la temática, se detectó que en un portal de compra y venta se encontraban diversos Bienes Culturales y que luego de una importante labor investigativa por parte de la unidad operativa se logró determinar la ubicación exacta de la totalidad de los bienes expoliados.

 

 

BIBLIOGRAFÍA EL HAIBE, Marcelo (2019) “El tráfico ilícito del patrimonio cultural colonial en la República Argentina” (tesis de posgrado), Facultad de Filosofía y Letras – Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina.

Los términos empleados en esta publicación y la presentación de los datos que en ella aparecen no implican toma alguna de posición de parte de la UNESCO en cuanto al estatuto jurídico de los países, territorios, ciudades o regiones ni respecto de sus autoridades, fronteras o límites. Las ideas y opiniones expresadas en esta columna de opinión son las de los autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de la UNESCO ni comprometen a la Organización.