Comunicado de prensa

La UNESCO designa 11 nuevas reservas de biosfera

La UNESCO aprobó hoy la incorporación de 11 nuevas reservas de 9 países a la Red Mundial de Reservas de Biosfera. Entre los países figuran por primera vez el Chad, Georgia y Zambia. También se han ampliado dos de las reservas ya existentes en España. Con las nuevas designaciones, la Red Mundial cuenta en total con 738 sitios en 134 países.
Reserva de Biosfera de Burabay, Kazajstán
Desde hace 51 años, la UNESCO trata de conciliar la actividad humana con la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad a través de su Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB). Me complace que tres Estados Miembros más se unan este año a esta poderosa y útil red. Con estas nuevas designaciones, las reservas de biosfera de la UNESCO representan ahora más de 1,3 millones de km² de zonas protegidas en todo el mundo.
Audrey Azoulay
Audrey Azoulay Directora General de la UNESCO

Estas incorporaciones a la Red se han anunciado durante la reunión del Consejo Internacional de Coordinación del programa MAB, compuesto por representantes de 34 Estados Miembros de la UNESCO. La reunión se celebra del 13 al 17 de junio en la sede de la UNESCO.

Las reservas de biosfera son un pilar del mandato de la UNESCO en tanto que organismo de las Naciones Unidas a cargo de las ciencias. Son fundamentales para la labor de investigación y sensibilización llevada a cabo por la UNESCO con vistas a impulsar prácticas innovadoras de desarrollo sostenible, así como a fomentar en las comunidades locales y los Estados Miembros la comprensión, valoración y salvaguardia de la biodiversidad del medio ambiente.

Las 11 nuevas reservas de biosfera designadas son:

Reserva de Biosfera de la Costa Soleada (Australia)

Situada en al sudeste del estado de Queensland, a escasa distancia de la ciudad de Brisbane, esta reserva cuenta con un pintoresco litoral, dunas, playas, amplios cursos de agua y humedales, así como una cadena montañosa en el interior. Tierra de origen de los kabi kabi y los jinibara, dos pueblos de la Primera Nación, esta reserva de biosfera tiene un gran valor medioambiental y una rica biodiversidad, especialmente en sus zonas terrestres y marinas protegidas, que cubren una superficie de 2.585 km2. Entre las actividades económicas del sitio, tanto tradicionales como de vanguardia, destacan las de los sectores alimentario, agroindustrial y turístico. La región recibe unos 8 millones de visitantes al año.

Reserva de Biosfera de Dumba-Rey (Camerún)

Es la cuarta reserva del MAB en este país situado en la parte central del África Occidental, y es reputada sobre todo por su flora excepcionalmente diversa y la gran variedad de su población de aves, con más de 100 especies catalogadas. Situada en la zona de transición entre las sabanas y los bosques, desempeña una importante función en la captura de carbono y alberga especies animales emblemáticas, como elefantes. El sitio abarca unas 60 aldeas cuyas tribus dominantes son los Gbaya, Mboum y Mbéré que son grandes cazadores. Además, el sitio es explotado por pastores fulani y nómadas que viven del pastoreo, como la ganadería sedentaria y trashumante. En 2014, la zona de la reserva acogió a más de 10.000 refugiados que huyeron del conflicto armado.

Reserva de Biosfera de Sena Ura (Chad)

Situada cerca de la frontera con Camerún, esta reserva es la primera designada en el Chad. Abarca una superficie total de 173.520 hectáreas de los últimos vestigios intactos de sabana sudanesa del país, que albergan elefantes, jirafas y elands derbianos, los antílopes más grandes del mundo. La abundancia de tierras fértiles en el sitio y sus condiciones agroclimáticas propicias hacen que la agricultura tradicional y, en particular, la ganadería, proporcionen medios de subsistencia a casi un 90% de la población. La silvicultura también desempeña un papel importante en la economía local porque los bosques de la reserva proporcionan productos muy demandados, como miel y aceite de karité.

Reserva de Biosfera de Dedoplistskaro (Georgia)

Situada cerca de la frontera con Azerbaiyán, en torno al volcán de lodo de Takhti-Tepha, y caracterizada por las zonas apartadas, extensas y escasamente pobladas que la conforman, esta reserva se considera un foco de gran diversidad biológica, ya que alberga 90 especies de aves, 30 de reptiles y 52 de mamíferos, entre los que figuran el emblemático leopardo y la gacela de cola negra. Sus terrenos esteparios y semidesérticos se han explotado tradicionalmente para el pastoreo y la cría de ganado, y las autoridades planean crear nuevas oportunidades económicas en este sitio recurriendo a técnicas de agricultura sostenible y al ecoturismo.

Reserva de Biosfera de los Tres Ríos Alazani (Georgia)

Esta reserva abarca las cuencas colectoras del río Alazani y de sus dos afluentes que se caracterizan por la presencia de un mosaico de bosques alpinos e inundables, así como de praderas alpinas. Además, alberga una fauna de especies emblemáticas –oso negro, lobo gris y lince– y una flora con relictos de bosques de tejos que está incluida en la lista roja de especies vegetales en peligro. La parte sur de la reserva, más poblada, cuenta con numerosos sitios históricos, vestigios arqueológicos y bosques que desempeñan un papel importante en la vida religiosa local, ya que muchos de ellos se consideran sagrados. La agricultura es la principal actividad del sitio y las comunidades locales recurren a un sistema de cultivo en zonas montañosas, denominado sopel-bosloba, que es único en su género. Las autoridades prevén revitalizar e impulsar en la reserva la ganadería trashumante, incluida la cría de ovejas de la raza local tushetian, y también fomentar la corriente turística de visitantes de las bodegas vinícolas de la zona.

Reserva de Biosfera de Burabay (Kazajstán)

Situada en la parte más elevada de las tierras altas del Kazajstán central, esta reserva es reputada por sus numerosos lagos, de los cuales 14 tienen una superficie superior a 100 km2. El sitio es muy representativo de la biodiversidad del ecotono euroasiático bosque-estepa. Además de albergar actividades agrícolas y mineras, es un destino turístico muy frecuentado desde la creación en 2005 del complejo vacacional de Shchuchinsk-Borovoye. Esa frecuentación se debe a su proximidad a regiones densamente pobladas de Kazajstán y de la Federación de Rusia, así como a las buenas comunicaciones aéreas, ferroviarias y por carretera con ellas.

Reserva de Biosfera de Markakol (Kazajstán)

Esta reserva está cerca de la frontera con China y abarca los ecosistemas menos alterados de la parte meridional de la cordillera del Altái Occidental. Típicos de la taiga de media montaña y de los terrenos alpinos de alta montaña del ecosistema de estepa templada eurasiática, sus excepcionales paisajes albergan especies animales endémicas como la garduña y el raro leopardo de las nieves en peligro de extinción. Los principales medios de subsistencia de la mayoría de los 2.000 habitantes del sitio son la cría de animales y el turismo, aunque este último está en declive.

Reserva de Biosfera del Lago Khuvsgul (Mongolia)

La biodiversidad de los ecosistemas circundantes del lago Khuvsgul es única en Mongolia. Las vastas zonas de esta reserva de biosfera están intactas y prácticamente sin habitar por el ser humano, lo que hace posible el crecimiento de una gran abundancia de plantas silvestres fragantes y de vivos colores. Sus variados ecosistemas son el hábitat de múltiples especies animales únicas en su género, entre las que figuran algunas raras y en peligro de extinción: leopardos de las nieves, íbices, ciervos almizcleros siberianos, alces, renos, ciervos rojos y osos pardos. En el sitio viven unas 7.000 personas aproximadamente que se dedican a la cría de animales, al turismo y al aprovechamiento de los recursos naturales, recolectando en otoño frutos frescos y secos con la participación de los habitantes de los distritos vecinos de la reserva.

Reserva de Biosfera de Harrat Uwayrid (Arabia Saudita)

Situada en la parte occidental del país, esta reserva es la segunda de Arabia Saudita. Alberga especies animales en peligro crítico de extinción a nivel mundial, como el leopardo y la gacela árabes, así como varias especies vegetales endémicas. Las fuentes de ingresos de los 50.000 aldeanos que viven en la zona tampón y las áreas de transición dependen en gran medida de la agricultura, el pastoreo y la cría de camellos, ovejas y cabras.

Reserva de Biosfera de Los Llanos de Kafue (Zambia)

Esta reserva tiene una superficie de más de 2.600.000 hectáreas y se extiende por varios distritos de importancia arqueológica e histórica, así como a través de un sitio del Convenio de Ramsar sobre los humedales y las zonas de importancia internacional como hábitat para las aves. Alberga más de 400 especies de aves y de diversos mamíferos, como cebras, búfalos e hipopótamos, o los antílopes diurnos endémicos de Kafue. Está habitada en su mayoría por pastores trashumantes de etnia ila/balundwe que también practican la pesca y la agricultura. La zona cuenta con la mayor población de ganado bovino del país, con rebaños de hasta 4.000 reses que pastan en sus llanuras aluviales durante la estación seca. En la estación húmeda la mayoría de las comunidades se retiran de esas llanuras y se desplazan a sus aldeas permanentes, situadas a orillas de la reserva de biosfera o en zonas más alejadas. Esta modalidad tradicional de cría del ganado, denominada “kuwila”, se practica en zonas sujetas a regímenes consuetudinarios de tenencia de la tierra cuando las inundaciones retroceden entre los meses de julio y noviembre.

Reserva de Biosfera de Chimanimani (Zimbabwe)

Es la segunda reserva del MAB designada en Zimbabwe. Abarca un mosaico de ecosistemas de montaña, de bosques, de praderas y arbustos, y de agua dulce. El paisaje formado por todos estos elementos se prolonga por el territorio de Mozambique, de ahí que se haya presentado una propuesta de crear una futura reserva de biosfera transfronteriza de ambos países. Más allá de Mozambique, el paisaje de este sitio se entronca con el ecosistema montañoso del África Oriental, un foco de diversidad biológica importante a nivel mundial. La reserva de biosfera cuenta con seis zonas de gran biodiversidad, ricas en especies de plantas endémicas, y con 88 yacimientos arqueológicos. En ella viven unas 154.000 personas, en su mayoría de etnia ndau, que principalmente hablan un idioma en peligro de extinción, el xindau. La población local se beneficia de los recursos naturales del sitio mediante las actividades turísticas, la crianza de ganado y la explotación de productos forestales no madereros como la miel.

Las dos extensions aprobadas son:

Reserva de Biosfera de El Hierro (España)

Situada en la isla de El Hierro, en el archipiélago canario, esta reserva de casi 11.000 habitantes ha ampliado su superficie marina, aumentando la superficie total de la reserva a 58.598,60 ha.

Situada en la región biogeográfica macaronésica, El Hierro se convirtió en 2014 en un lugar 100% energéticamente autosuficiente, gracias a su sistema híbrido (agua y viento) de generación de electricidad.

Reserva de Biosfera de la Sierra del Rincón (España)

La zona de transición de la reserva de la biosfera se amplió en un 2,5%, alcanzando una superficie de 16.091,7 ha. La extensión incluye todo el municipio de Madarcos, relacionado histórica y ecológicamente con los cinco municipios que componen actualmente la reserva de biosfera. Esta ampliación garantiza la protección de la rica biodiversidad de la zona, especialmente su riqueza ornitológica, y el patrimonio cultural asociado. La ampliación también reforzaría las iniciativas de desarrollo socioeconómico de la región, especialmente en el ámbito del turismo sostenible.

Sobre las reservas de biosfera:

Creado en 1971 por la Organización como programa científico intergubernamental, el Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) ha sido un precursor de la idea del desarrollo sostenible. El Consejo Internacional de Coordinación designa cada año nuevas reservas de biosfera.

Contacto:

Recursos para los medios