Noticia

La UNESCO y la República de Serbia ayudan a las personas a aprovechar al máximo los flujos de información

A medida que el uso de Internet y el acceso a la información continúan creciendo a un ritmo rápido, también lo hacen los contenidos tanto beneficiosos como nocivos. Las preocupaciones son duales. Sin duda, conciernen los peligros del propio contenido que es nocivo para todas las personas. También existen preocupaciones sobre cómo se desplaza el contenido perjudicial y dificulta la identificación del contenido beneficioso.

Lo que hace décadas comenzó como un goteo de contaminación digital, ahora es una inundación cada vez más difícil de manejar. El impacto en el mundo es un entorno en el que las personas se enfrentan a la desinformación a diario y donde las mentiras pueden costar vidas.

Se abordará esto durante los webinars temáticos del 27 y 29 de abril de 2021 en los que se presentarán diversas experiencias, innovación y diálogo sobre políticas relativas a la alfabetización mediática e informacional de parte de expertos y profesionales. Estos seminarios web están abiertos al público y analizarán la publicación conjunta de la UNESCO y la República de Serbia: Ciudadanos alfabetizados en medios e información: pensar críticamente, hacer clic sabiamente (Media and Information Literate Citizens: Think Critically, Click Wisely,

segunda edición del plan de estudios modelo de la UNESCO sobre alfabetización mediática e informacional para educadores y estudiantes).

Los cuatro webinars abordarán cuestiones como:

  • Alfabetización mediática e informacional como requisito previo para enfrentar las teorías de la desinformación y la conspiración
  • Políticas y prácticas: la alfabetización mediática e informacional del futuro
  • Alfabetización mediática e informacional como columna vertebral del diálogo intercultural y del discurso contra el odio
  • Alfabetización mediática e informacional planificada: ¿pueden ayudar los medios, la inteligencia artificial y las bibliotecas?

La publicación busca contrarrestar esta propagación de desinformación de manera sostenible y ayudar a las personas a aprovechar al máximo los nuevos flujos de información. Promueve la alfabetización mediática e informacional desde la base, que es una forma eficaz de cambiar los comportamientos tóxicos en línea y fuera de línea, que actualmente prevalecen en muchas plataformas digitales y en diversas partes de la sociedad. Fue lanzada el 22 de abril de 2020 por ponentes de alto nivel de la UNESCO, Serbia, la Comisión Europea y la Unión Africana.

La desinformación siempre es nociva. Pero se ubica a gran escala, una pandemia de desinformación, la cual es particularmente potente durante una pandemia, donde las “noticias falsas” pueden impedir que las personas reciban tratamiento o que incluso reconozcan que están enfermas. Con el COVID-19, una ola de tales falsedades se extendió a nivel mundial, lo que obstaculizó la efectividad de las medidas gubernamentales en el mundo entero.

Siempre corremos detrás de las mentiras, nunca logramos alcanzarlas, ni a las mentiras ni a los rumores y, a veces, puede ser contraproducente intentar rebatirlas con un contraargumento, porque el contraargumento solo avivará el fuego.
Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO

El Sr. Xing Qu, en sus comentarios introductorios destacó que: “La alfabetización mediática e informacional tiene el potencial de capacitar a los ciudadanos con las competencias necesarias para abordar los problemas centrales de nuestro tiempo”. Continuó señalando la oportunidad y relevancia del Currículo de Alfabetización en Medios e Información actualizado para responder a la pandemia desinformativa del COVID-19.

Este sentimiento fue compartido por la Primera Ministra de la República de Serbia, la Sra. Ana Brnabić, quien se basó en su experiencia personal cuando comentó que: “Todas las 'noticias falsas' que surgían a diario, impulsadas tanto por algunos medios de comunicación y, quizás mucho más desde las redes sociales, significó, para todos los involucrados en lucha contra el COVID, que la lucha fuera el doble de difícil”.

El COVID-19 no ha creado el problema, pero lo ha exasperado y ha arrojado luz sobre lo importante que es actuar al respecto. Según la UIT, alrededor del 70% de los jóvenes a nivel mundial ahora están conectados a Internet. Este dato no es de extrañar, ya que los jóvenes lo sienten profundamente, son quienes crecieron como nativos digitales y potencialmente más conscientes de los problemas digitales que de su gran cantidad de beneficios.

Hoy, en la Unión Europea, más del 40% de los jóvenes considera que el pensamiento crítico, los medios de comunicación y la democracia no se tratan lo suficiente en la escuela. Es por eso que ahora estamos aumentando nuestros esfuerzos para apoyar la alfabetización mediática a través de diversos instrumentos e iniciativas de financiación, e incluso mediante la legislación de la UE.
Vera Jourova, vicepresidenta y Comisaria de la Comisión Europea

La Excelentísima Dra. Monique Nsanzabaganwa, vicepresidenta de la Comisión de la Unión Africana, apoyó esta propuesta durante el evento.

La educación debería ayudar más activamente a los alumnos a desarrollar la capacidad de abordar, filtrar y evaluar la información de manera crítica y, lo que es más importante, a identificar la desinformación. La seguridad en línea y fuera de línea es fundamental para lograrlo, ya que más niños usan Internet para aprender. Se vuelven cada vez más vulnerables a las formas de explotación y abuso en línea.
Monique Nsanzabaganwa, vicepresidenta de la Comisión de la Unión Africana

Únase a los seminarios web del 27 y 29 de abril de 2021 para continuar este diálogo internacional urgente aquí.