Noticia

Los gestores y expertos de las reservas de biosfera impulsarán acciones para que las regiones de montaña sean más sostenibles

Ordesa Viñamala Biosphere Reserve-Horse

Los frágiles ecosistemas de montaña y la riqueza de los servicios que prestan se ven seriamente amenazados por el cambio climático. Las regiones montañosas regulan el clima, la calidad del aire y los flujos de agua, y contribuyen a la protección de las comunidades locales contra los riesgos naturales, entre otros muchos servicios. En ellas vive aproximadamente el 15% de la población mundial a la vez que son proveedoras de agua para las comunidades más grandes situadas aguas abajo. Garantizar la gestión sostenible de estas regiones es un reto muy importante.  

Para que los gestores locales de las regiones montañosas puedan compartir buenas prácticas, desarrollar soluciones y beneficiarse de lo aprendido en distintas partes del mundo, se ha creado recientemente la Red Mundial de Reservas de Biosfera de Montaña. 

Integrantes de la red y especialistas se reunieron en un taller organizado por el Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) de la UNESCO y la Reserva de Biosfera Ordesa-Viñamala en Torla (España), los días 18 y 19 de abril de 2022, para establecer las prioridades de los principales grupos de trabajo de la Red Mundial de Reservas de Biosfera de Montaña, teniendo en cuenta que las reservas de biosfera de montaña poseen una gran riqueza cultural, biológica, endémica y brindan múltiples servicios ecosistémicos.

La Red Mundial de Reservas de Biosfera de Montaña

fue creada recientemente para que los gestores locales de las regiones montañosas puedan compartir buenas prácticas, desarrollar soluciones y beneficiarse de lo aprendido en distintas partes del mundo

Reserva de Biosfera Ordesa Viñamala

Los participantes también abordaron los retos a los que se enfrentan las reservas de biosfera de montaña ante el cambio climático, el impacto en sus ecosistemas y cómo estos cambios afectan a las actividades y dinámicas socioeconómicas en las zonas de montaña y sus áreas de influencia.  

En este sentido, los principales problemas identificados durante el taller fueron el aislamiento, la falta de infraestructuras básica, la despoblación y la pobreza a la que se enfrentan especialmente algunos países. 

Los participantes destacaron la importancia de invertir en el desarrollo de nuevas tecnologías que puedan apoyar la gestión sostenible, las actividades productivas y el turismo, así como la adaptación y mitigación de los impactos del cambio climático. 

También se hizo hincapié en la importancia de colaborar con universidades y centros de investigación, con el fin de generar un "diálogo de conocimiento" entre la comunidad científica y el conocimiento local, como eje fundamental para una mejor comprensión y gestión de las reservas de biosfera. 

En cuanto a los temas de gestión, los participantes identificaron la necesidad de una estructura legal para las reservas de biosfera, que garantice la autonomía y la flexibilidad en su gestión. Se concluyó que el apoyo político a diferentes niveles (nacional, regional y local) es fundamental para conseguir apoyo institucional y recaudar fondos suficientes para su funcionamiento básico. 

También se destacó la importancia de la participación y la cooperación entre los diferentes actores públicos y privados como elemento clave para el buen funcionamiento de una reserva de biosfera. Es imperativo desarrollar directrices para trabajar con el sector privado, especialmente con las empresas extractivas y energéticas que podrían dar lugar a conflictos, y con las empresas privadas beneficiarias de los servicios ecosistémicos derivados de la conservación y el uso sostenible de estas reservas de biosfera. 

Para promover la sostenibilidad financiera de las reservas de biosfera de montaña, el apoyo técnico debe ser objeto de una financiación adecuada de los proyectos y complementarse con asociaciones público-privadas.

Se hizo hincapié en la importancia de colaborar con universidades y centros de investigación
Reserva de Biosfera Ordesa Viñamala

Durante el taller se presentaron casos de éxito de asociaciones público-privadas en las reservas de la biosfera españolas, incluyendo herramientas de financiación que proceden del Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN), municipios y comunidades autónomas, fondos europeos y empresas privadas, como Volkswagen, Naturgy e Iberdrola. 

Por último, se presentó el proyecto de creación de una reserva de biosfera en el área metropolitana de Santiago de Chile para mostrar cómo una reserva de biosfera de montaña puede suponer una oportunidad para el turismo con vistas a conseguir un desarrollo sostenible en la región, destacando la importancia de este tipo de ecosistemas.  

El taller contó con la participación de los gestores de la Reserva de Biosfera de Ordino, en Andorra; de varias reservas de biosfera españolas, como Valles de Omaña y Luna, Ordesa-Viñamala, Valles de Leza, Jubera, Cidacos y Alhama; de los puntos focales UNESCO-MAB de Chile (Corporación Nacional Forestal) y de España (Organismo Autónomo Parques Nacionales de España - OAPN); representantes del programa de Turismo de Aventura y Naturaleza de Montaña; representantes del Programa Estratégico Regional "Santiago, Capital del Turismo de Montaña" de la Corporación de Fomento de la Producción de Chile; representantes de Naturgy e Iberdrola; así como representantes de la Secretaría de la Alianza para las Montañas y de la Secretaría del programa MAB. 

La primera reunión virtual de la Red Mundial de Reservas de Biosfera de Montaña tendrá lugar el 12 de mayo de 2022 a las 13.00 horas (CEST).  

Para participar en la reunión, inscríbase antes del 10 de mayo 2022. 

China y España configurarán instituciones para la conservación de ecosistemas de montaña

(In Spanish)