“No puede entenderse la historia prehispánica de los mayas sin Calakmul”: INAH

"La influencia de los mayas en la región de Calakmul no se circunscribe sólo a la edificación de la ciudad, sino a la intervención que se hizo del paisaje natural, es por esto que los valores de los bienes culturales y naturales no pueden separarse." - Adriana Velázquez Morlet, Directora del Centro INAH Campeche, quien resalta el papel de Calakmul en la comprensión de la cultura maya y describe la importancia de que la Antigua Ciudad Maya y Bosques Tropicales de Calakmul cuente con la designación de Patrimonio Mundial Mixto por parte de la UNESCO.

¿Cuál es la importancia de Calakmul dentro de la cultura maya?

Calakmul es un sitio de enorme relevancia para la historia prehispánica de los mayas, sobre todo en los siglos VII y VIII fue la ciudad más poderosa, la que logró la mayor cantidad de control territorial sobre una gran extensión, una de las que tuvo la mayor cantidad de ciudades aliadas y tributarias. No puede entenderse la historia prehispánica de los mayas sin Calakmul.
 

¿Qué importancia tiene la designación de Calakmul como Sitio Patrimonio Mixto por parte de la UNESCO?

Es muy importante que se reconozcan ambos valores (el de bien cultural y el de bien natural). No pueden separarse uno del otro. Lo que hoy vemos como la selva de Calakmul es el resultado de la actividad humana de cientos de años. Uno de sus principales valores es el hecho de que se reconoció la importancia de este paisaje generado por la antigua ciudad maya y que es una de las reservas biológicas más importantes y que, después del Amazonas, es el macizo forestal más importante de América.

¿Cómo se está preparando el INAH en el marco del proyecto del Tren Maya?

Por el momento, la ruta del tren no tiene una estación en Calakmul. Hay una estación en Escárcega y otra estación en Xpujil, perteneciente al municipio de Calakmul, así que las estaciones están lejos del sitio del Bien Mixto. Lo que hay que ver con cuidado es cuál va a ser el mecanismo a través del cual los visitantes van a llegar a Calakmul. Este es un sitio que no tiene la capacidad de recibir a una gran cantidad de visitantes, ya que está muy aislado y hay que traer el agua, los insumos, trabajadores.

No podemos recibir más de dos mil visitantes al día, ya con una infraestructura mejorada. Estamos trabajando en un proyecto de mejoramiento y ampliación de la infraestructura. Planteamos que la infraestructura crezca a una capacidad del 50% más de la que hoy tenemos para que funcionemos mejor, para que no contaminemos, para que el abastecimiento de agua sea a través del agua pluvial que se capta. Vamos a desarrollar mecanismos para que todas las instalaciones del INAH en Calakmul tengan sistemas de captación de agua de lluvias. Vamos a mejorar la infraestructura que tenemos para que todo funcione a través de celdas solares. Estamos en el proceso de diseñar esta infraestructura.

¿Cómo están trabajando las diferentes instituciones gubernamentales en la región?

Creo que hay que trabajar muy de cerca con la CONANP, con la CONABIO, con Fonatur, y todos los organismos gubernamentales que tienen relación con el proyecto (del Tren Maya) para que la relación sea la mejor y para que el impacto de ninguna manera sea negativo. Que la gente conozca Calakmul, que sea más disfrutable y que sea más accesible para el público visitante.

"Vamos a desarrollar mecanismos para que todas las instalaciones del INAH en Calakmul tengan sistemas de captación de agua de lluvias. Vamos a mejorar la infraestructura que tenemos para que todo funcione a través de celdas solares. Estamos en el proceso de diseñar esta infraestructura”.

Y, por otro lado, también se pretende que las comunidades que están alrededor del Bien Mixto resulten beneficiadas. Que haya un estudio suficientemente sólido para que mejoren su calidad de vida, para que puedan ofrecer los productos que hacen, como artesanías, bordados, miel, productos de madera. Creo que hay muchas cosas que pueden ofrecer y que son muy atractivas para los visitantes. Pero no solamente eso, sino que también se mantenga una relación armónica con el medio ambiente, que no se sobresaturen las áreas bajo cultivo, que no se amplíe la frontera agrícola hacia áreas no deseadas, que la actividad ganadera no afecte la conservación de los suelos. Hay mucho que hacer con respecto al Tren Maya y que, si se hace bien, puede tener un resultado positivo en la vida de las personas.