Noticia

Preguntas y respuestas: Promover la educación sobre el Holocausto y los genocidios en Indonesia

Baskara T. Wardaya es el director del Centro de Estudios sobre la Democracia y los Derechos Humanos (PUSDEMA) de la Universidad Sanata Dharma de Yogyakarta (Indonesia). En 2017, participó junto a un equipo de docentes indonesios en la Conferencia Internacional de Educación sobre el Holocausto, un programa de reforzamiento de las capacidades organizado por la UNESCO y el Museo Conmemorativo del Holocausto de Estados Unidos que tiene como objetivo lograr progresos en la educación sobre el Holocausto y los genocidios en lengua indonesia, y acaba de publicar un libro sobre la memoria y el genocidio titulado “Memori Genosida”, dirigido al público de Indonesia.

P: ¿Podría explicar por qué decidió publicar en indonesio un libro sobre el genocidio y la memoria, haciendo hincapié en particular en el Holocausto? ¿Qué repercusión tiene este tema ante el público de Indonesia?

R: Ante todo, sabemos que el Holocausto no es un problema que solo debe interesar a sus víctimas y familiares. Es un problema que concierne a toda la humanidad. Es un problema que nos concierne a todos. Por esto, todo el mundo – incluidos nosotros mismos, los indonesios – necesita aprender más sobre este tema y extraer lecciones. Debemos sacar la mayor cantidad de enseñanzas posibles sobre el Holocausto. Como parece que muchos indonesios aún no están realmente familiarizados con los temas sobre el Holocausto, deseamos ayudarlos a informarse más al respecto.

P: ¿Qué vínculo existe entre este proyecto de libro y su participación en la Conferencia Internacional de Educación sobre el Holocausto (ICEH) de 2017 organizada por la UNESCO y el Museo Conmemorativo del Holocausto de Estados Unidos (USHMM)?

R: Cuando en 2017 asistí a la ICEH de Washington DC (Estados Unidos), junto a otros miembros de mi equipo, constatamos que los temas y métodos utilizados eran muy útiles e interesantes. Inspirándonos en esta conferencia, iniciamos un debate sobre la posibilidad de llevar a cabo un proyecto similar, pero en el contexto indonesio, en particular en el contexto histórico de Indonesia. Presentamos inmediatamente una propuesta de proyecto al comité de la ICEH. Tras algunas revisiones y debates, la propuesta fue aceptada. La UNESCO y el USHMM estaban dispuestos a ayudarnos mediante consejos y financiación. Les estamos muy agradecidos. Una gran parte del contenido del libro proviene de los debates que sostuvimos durante el seminario y taller organizados para docentes, estudiantes e investigadores en materia de derechos humanos en Indonesia, que son parte de un proyecto de seguimiento de nuestra participación en la ICEH. Algunos de los participantes se convirtieron en colaboradores.

P: ¿Qué temas destacan y debaten Usted y los colaboradores en el libro? ¿Qué vínculo existe entre los temas abordados en el libro y el contexto indonesio?

R: El libro titulado “Memori Genosida [en inglés, “Genocide Memory” (Memoria del genocidio)], presenta al lector múltiples perspectivas sobre el Holocausto y los genocidios, destacando la complejidad de los acontecimientos históricos relacionados con estos. En primer lugar, el Holocausto no surgió de pronto. Ocurrió progresivamente, sobre todo cuando las personas comenzaron a considerar como “ajenos” a quienes eran diferentes de ellos y empezaron a discriminarlos. Por otra parte, quienes participaron en los actos violentos durante el Holocausto no eran necesariamente “monstruos”; podía tratarse de personas comunes y corrientes que fueron testigos de injusticias perpetradas en su entorno, pero no hicieron nada. En tercer lugar, si así fuera, algo similar al Holocausto pudiera ocurrir no solo en Europa, sino en cualquier lugar del mundo, incluido en Indonesia. Esto no solo pudo suceder en los años 1930 y 1949, sino que también podría ocurrir hoy.

El archipiélago indonesio como tal es muy diverso desde el punto de vista étnico, lingüístico, religioso, etc. Es por esto que el país corre un riesgo mayor de padecer conflictos provocados por aquellos que resaltan las diferencias. Ya hemos visto que ha ocurrido en el pasado. Entonces debemos educarnos unos a otros para no discriminar a las personas que sean diferentes desde el punto de vista étnico, lingüístico o religioso. También debemos prevenir las injusticias en nuestro entorno antes de que sea demasiado tarde para detenerlas.

Este libro fue escrito especialmente para jóvenes indonesios, tales como estudiantes de segundo ciclo de secundaria y alumnos en estrecha colaboración con los docentes de secundaria y profesores universitarios. Pero también pueden beneficiarse los lectores de un público más amplio.

Dado que algunos de los colaboradores del libro trabajan sobre la repercusión de las violaciones de derechos humanos que tuvieron lugar en Indonesia durante las depuraciones anticomunistas de 1965, la lectura y el debate sobre la literatura del Holocausto nos ayudan a colocar a la violencia de estas purgas en una perspectiva más amplia.
El libro fue presentado al público indonesio e internacional durante un lanzamiento virtual que tuvo lugar el 26 de marzo de 2021. Participaron en el evento personas de todo el país y hubo presentaciones de docentes locales, abogados y especialistas de derechos humanos, entre los que figuró la única mujer miembro de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Indonesia. 

La UNESCO promueve la educación sobre el Holocausto y los genocidios a través del mundo gracias al programa de educación para la ciudadanía mundial de la Organización. En el marco de la Conferencia Internacional de Educación sobre Holocausto, la UNESCO y el Museo Conmemorativo del Holocausto de Estados Unidos apoyan a los agentes educativos a través del mundo en la elaboración y aplicación de estrategias educativas sensibles al contexto para hacer frente a los pasados violentos y prevenir los genocidios. Los dos programas de formación de 2015 y 2O17 dieron lugar a la aplicación de 16 iniciativas de educación sobre el Holocausto y los genocidios en 17 países. Gracias a la financiación del Gobierno de Canadá, la UNESCO y el Museo Conmemorativo del Holocausto de Estados Unidos han presentado ahora un nuevo ciclo de proyecto que se pondrá en marcha en los tres próximos años. Más información.