Artículo

Una mirada introspectiva, una proyección a futuro

Este es el mes del año en el que toca mirar atrás y evaluar cómo hemos hecho las cosas para proyectar juntos qué deberíamos hacer el año entrante. Es el momento de ser críticos y exigentes, pero también sensibles. Es la hora de perfilar las acciones que imaginamos implementar para consolidar nuestro mandato en el 2022, sabiendo que transitamos el 2021 con el mayor de los esfuerzos y hemos dejado lo mejor de nosotros en cada iniciativa desarrollada.

Uno de los hitos más simbólicos del año para nuestra oficina fue la celebración del Foro CILAC 2021, con sede en la ciudad de Buenos Aires. La pandemia continuaba golpeando fuerte en la región cuando, en el mes de abril, lanzamos una nueva edición del mayor Foro de Política Pública en Ciencia y Tecnología de Latinoamérica y el Caribe, por primera vez en formato digital. Superamos más de 7000 inscriptos y recibimos a altas autoridades de gobierno de diferentes países de la región, durante tres jornadas de riquísimo contenido. CILAC 2021 supuso una oportunidad para debatir, planificar y monitorear el rol de la ciencia ante la nueva normalidad generada por la COVID-19, desde un enfoque interdisciplinario que contempla los desafíos éticos de la inteligencia artificial, las oportunidades de la economía digital, el derecho a la ciencia y el cambio climático.

También este es el momento de ser introspectivos. Toca identificar los aprendizajes adquiridos durante todo el ejercicio. La migración del escenario presencial a un esquema de interacción remoto, supuso adecuar nuestro trabajo a cinco cambios importantes que han sido fundamentales para nuestro modo de actuación a partir de 2021. En primer lugar, hemos establecido plataformas de cooperación en línea en la región en distintos ámbitos de trabajo: Plataforma de Sitios de América Latina y el Caribe de la UNESCO sobre Clima Riesgo y Resiliencia; Plataforma CILAC Online: hogar de la campaña #NuestraCienciaResponde e información sobre el Foro CILAC y sus actividades; Espacio Abierto sobre Inteligencia Artificial; y PortalCheck, el hub de recursos Covid-19 para los fact-checkers de América Latina y el Caribe.

En segundo lugar, nos focalizamos en consolidar nuestra propuesta de formación gratuita y masiva lanzando cinco MOOCs de amplísimas convocatorias que abordaron temas de relevancia social para la coyuntura actual de la región, tales como periodismo, fact-checking, desigualdades, juventud, educación del futuro, y las complejidades del siglo XXI ligadas a la Agenda 2030. Asimismo, este año priorizamos la convocatoria de reuniones y conferencias en línea, donde pudimos compartir encuentros de discusión, debates y pensamiento crítico con referentes, socios, aliados internacionales, y altas autoridades de varios países de la región.

Como cuarto punto, nuestra oficina generó en este tiempo una fuerte identidad digital apoyada en campañas transmitidas por las redes sociales, integrando a influencers y personalidades de distintos sectores de actividad que se unieron a la UNESCO para amplificar nuestro mandato. Trabajado en conjunto, también, en varias oportunidades con nuestros colegas de distintas agencias del sistema de Naciones Unidas.

Finalmente, en quinto lugar, digitalizamos parte de nuestra producción, a partir de lo que hemos generado en el último tiempo series documentales para televisión, series de podcast y documentos especializados que, en armonía con los desafíos anteriores, colaboraron a consolidar nuestra identidad digital.

Nos despedimos, entonces, de un año tan particular y atípico como el anterior, pero con más esperanza que el 2020. Con ese optimismo nos hemos acercado a diferentes colectivos para conocer la situación de vulnerabilidad que los enmarca en su coyuntura actual y transformar su realidad de la mano de la cooperación. Cambio climático, accesibilidad, seguridad hídrica, educación, industrias culturales y creativas, pueblos indígenas, desinformación, y tantos otros temas fueron abordados desde una lógica transformadora, integrando, en dicho proceso, a socios y actores estratégicos que se han unido a la UNESCO para perfilar un mundo más justo. Conseguimos construir, así, una UNESCO más grande, más potente, y sobre todo, más cercana a la gente de nuestra región. Nos toca mirar al futuro. Proyectar. Llega el momento de imaginar dónde queremos estar el día de mañana. Comprometernos nuevamente con nuestros ideales. Defender nuestros valores. Cuál es la América Latina y el Caribe que queremos construir para compartir entre todas y todos, en un entorno que asegure el respeto universal a la justicia, los derechos humanos y las libertades fundamentales. Hacia allá vamos. Con la misma empatía y responsabilidad de siempre, equipados de nuevas herramientas y aprendizajes.

Para cerrar este año, compartimos con ustedes el video de nuestro encuentro del Balance 2021, además de regalarle este obsequio digital que muestra los diferentes aportes que hemos conseguido a lo largo de este año, el cual se puede descargar de forma gratuita aquí.

Desde la Oficina Regional de Ciencias de la UNESCO para América Latina y el Caribe queremos desearles muy felices fiestas y un próspero año. Nos reencontramos con nuestro próximo SEÑAL+ en febrero 2022. Esperamos continuar construyendo juntos la ruta para un desarrollo sostenible en la región, que no deje a nadie atrás.