Qué necesita saber acerca del aprendizaje digital y la transformación de la educación

Última actualización: 5 de Octubre de 2022

¿Por qué la UNESCO considera importante la innovación digital en la educación?

Las tecnologías digitales se han convertido en una necesidad social para garantizar la educación como un derecho humano básico, especialmente en un mundo que debe hacer frente a crisis y conflictos cada vez más frecuentes. Durante la pandemia de COVID-19, los países que no contaban con una infraestructura de TIC suficiente ni con sistemas de aprendizaje digital adecuados sufrieron las mayores interrupciones educativas y pérdidas de aprendizaje. Esta situación dejó hasta un tercio de los estudiantes de todo el mundo sin acceso al aprendizaje durante el cierre de las escuelas durante más de un año. Las perturbaciones de la educación debido a la pandemia de COVID-19 puso claramente al descubierto la necesidad urgente de aliar las tecnologías y los recursos humanos para transformar los modelos escolares y construir sistemas de aprendizaje inclusivos, abiertos y resilientes. La UNESCO apoya el uso de la innovación digital para ampliar el acceso a las oportunidades educativas y avanzar en la inclusión, mejorar la pertinencia y la calidad del aprendizaje, crear vías de aprendizaje a lo largo de toda la vida mejoradas por las TIC, reforzar los sistemas de gestión de la educación y el aprendizaje, y dar seguimiento a los procesos de aprendizaje. Para lograr estos objetivos, la UNESCO trabaja para desarrollar la alfabetización digital y las competencias digitales, centrándose en los docentes y los educandos.

¿Cuál es el enfoque de la UNESCO en este trabajo?

La UNESCO adopta un enfoque humanista para garantizar que la tecnología se diseñe para servir a las personas de acuerdo con los marcos de derechos humanos acordados a escala internacional, y que se saque provecho de las tecnologías digitales como un bien común para apoyar la consecución del ODS 4 - Educación 2030 y para construir futuros compartidos de la educación más allá de 2030. La UNESCO promueve la inclusión digital centrada en los grupos más marginados, fundamentalmente las mujeres, los grupos de ingresos bajos, las personas con discapacidades y las comunidades lingüísticas y culturales minoritarias. La UNESCO orienta los esfuerzos a escala internacional para ayudar a los países a comprender el papel que desempeña la tecnología con miras a acelerar el progreso hacia la meta de la educación, el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4, tal como se prevé en la Declaración de Qingdao de 2015 y la Declaración de Qingdao de 2017, la Recomendación sobre los Recursos Educativos Abiertos (REA) de 2019, el Consenso de Beijing sobre la IA y la Educación de 2019 y la Estrategia de la UNESCO sobre la Innovación Tecnológica en la Educación de (2022 - 2025) de 2021. La UNESCO apoya a sus Estados Miembros para que diseñen, integren y apliquen políticas y planes eficaces en el ámbito educativo a escala nacional sobre el aprendizaje digital, velando por que las actividades en el terreno respondan a las necesidades de cada país y comunidad, con especial atención a las poblaciones desfavorecidas.

La Organización refuerza su función de observatorio de las transformaciones tecnológicas emergentes y sus implicaciones para la educación mediante la producción y difusión de conocimientos y marcos reconocidos, como Directrices para las políticas y planes directores sobre las TIC en la educación, Inteligencia artificial y educación: guía para las personas a cargo de formular políticas, Directrices para la elaboración de políticas de recursos educativos abiertos, Marco de competencias de los docentes en materia de TIC UNESCO, Planes de estudio de IA para la educación básica: Un mapa de los planes de estudio de IA avalados por el gobierno, y Guía para docentes. Garantizar un aprendizaje a distancia. También promueve las mejores prácticas de base mediante el Premio UNESCO Rey Hamad Bin Isa Al-Khalifa para la utilización de las TIC en la educación, las mejores prácticas en materia de REA, las mejores prácticas de aprendizaje móvil y sobre la IA y la educación. Por último, la UNESCO organiza conferencias internacionales, como la Semana del Aprendizaje Móvil y el Foro Internacional sobre IA y Educación.

¿Qué son los recursos educativos abiertos?

Los Recursos Educativos Abiertos (REA) son materiales didácticos, de aprendizaje o investigación de libre acceso para todos. La UNESCO apoya su desarrollo y utilización, y lleva a cabo una labor de elaboración de indicadores que permiten dar seguimiento y evaluar su implantación y repercusiones, facilitando la creación de políticas nacionales de REA. La UNESCO elaboró y adoptó consensos e instrumentos internacionales, entre ellos la Declaración de París de 2012 sobre los REA y la Recomendación sobre los REA de la UNESCO, además de proporcionar directrices sobre la elaboración de políticas para los REA y prestar apoyo técnico a los Estados Miembros para que elaboren estrategias de adopción de los REA. La Organización también coopera con sus asociados proporcionando recursos de lectura de alta calidad y de libre acceso para los niños en el idioma que hablan en casa mediante la campaña Biblioteca Digital Global y la iniciativa “Traducir una historia”.

¿Qué papel desempeña la inteligencia artificial en la educación y cómo la apoya la UNESCO?

La inteligencia artificial (IA) tiene el potencial de abordar muchos grandes retos en la educación, además de aportar innovación a las prácticas de enseñanza y aprendizaje. Al mismo tiempo, su aplicación debe guiarse por los principios de inclusión y equidad. La UNESCO apoya a los Estados Miembros para que saquen provecho del potencial de la IA con miras a la consecución de la Agenda de Educación 2030, utilizando al mismo tiempo un enfoque centrado en el ser humano. Se centra en el papel de la IA que aborda las desigualdades relativas al acceso al conocimiento, la investigación y la diversidad de las expresiones culturales para garantizar que no se amplíe la brecha tecnológica dentro de los países y entre ellos. En consonancia con el Consenso de Beijing sobre la Inteligencia Artificial y la Educación de 2019 y la Conferencia Internacional sobre Inteligencia Artificial y Educación de 2019, la UNESCO ha elaborado la guía Inteligencia artificial y educación: guía para las personas a cargo de formular políticas para los profesionales de la formulación de políticas y las comunidades educativas, actualmente disponible en los seis idiomas de las Naciones Unidas.

¿Cómo trabaja la UNESCO para garantizar que las mujeres y las niñas estén mejor representadas en las disciplinas digitales?

Las desigualdades de género en el acceso a las nuevas tecnologías repercuten en las competencias y el futuro desarrollo profesional de las mujeres y las niñas en las disciplinas digitales, lo que también conduce a un sesgo de género en el desarrollo de la IA y las herramientas tecnológicas. De hecho, las mujeres y las niñas están infrarrepresentadas en las disciplinas de las TIC, en el sector de las TIC y en el desarrollo de la IA, ya que el 80% de los programas informáticos son creados por equipos formados únicamente por hombres. La UNESCO se apoya en alianzas como el proyecto UNESCO-Huawei de Escuelas Abiertas para todos gracias a la tecnología para ayudar a exponer a las niñas a la tecnología desde el comienzo de su escolaridad, formarlas para el sector tecnológico y apoyar sus estudios en IA y nuevas tecnologías.

¿Por qué es tan importante la tecnología en tiempos de crisis como la de la COVID-19?

La UNESCO ha estado trabajando para mitigar la repercusión de la disrupción de la educación y el cierre de escuelas. Las soluciones eficaces de aprendizaje a distancia han permitido a los docentes y a los responsables políticos continuar con los planes nacionales de enseñanza utilizando los recursos digitales y tecnológicos a su alcance. En este sentido, la UNESCO ha desarrollado varias herramientas que ofrecen mejores prácticas, ideas innovadoras y recomendaciones con orientaciones sobre el aprendizaje a distancia y soluciones de aprendizaje a distancia.

Más allá de la respuesta a la crisis actual, los esfuerzos para desplegar el aprendizaje a distancia a escala en todos los niveles de la educación proporcionan valiosas lecciones y pueden sentar las bases para los objetivos a más largo plazo de la construcción de sistemas educativos más abiertos, inclusivos y flexibles después de que la pandemia de COVID-19 termine.