USA

EE.UU.

En 2017, la adopción del programa político “America First” en los EE.UU. (Capítulo 5) trajo consigo el establecimiento de nuevos objetivos en políticas para sectores específicos. Entre esos objetivos figuraba la reducción del déficit en la balanza del comercio de mercancías con importantes socios comerciales, mediante la imposición de aranceles.

Las diferencias comerciales entre China y los EE.UU. se extendieron a partir de 2018 a los ámbitos relacionados con la alta tecnología, las transferencias tecnológicas y la protección de la propiedad intelectual, creándose así el riesgo de que se produjera una disociación de ambos países en lo que respecta a las tecnologías y las capacidades tecnológicas.

En términos más generales, cabe señalar que entre las agencias federales, el poder ejecutivo y el legislativo existe un amplio consenso sobre la necesidad de que los EE.UU. se adapten al actual contexto internacional, cada vez más competitivo.

Por consiguiente, el gobierno federal ha dado prioridad a tecnologías digitales clave consideradas esenciales para la competitividad económica y la seguridad informática del país, entre las que figuran la IA, las ciencias de la información cuántica (CIQ) y la tecnología puntera de redes móviles. En 2016 se hizo público el primer Plan Nacional de Investigación y Desarrollo Estratégico de la Inteligencia Artificial. Cuatro años después, el gobierno federal anunció la adopción de otros planes para que en 2022 las inversiones en trabajos de investigación sobre las CIQ y la IA fueran dos veces mayores que las efectuadas en 2019.

Con la adopción de la Política Nacional del Espacio en 2017, se volvió a otorgar prioridad a las actividades espaciales. La NASA figuró entre las cuatro únicas agencias para las que se previó un aumento de financiación en el proyecto de presupuesto gubernamental para 2021. Las alianzas entre el sector público y el privado en las que participó la NASA han sido fundamentales para la creación de la industria espacial privada.

La adopción del programa político “America First” condujo a que los EE.UU. se retiraran de varios convenios multilaterales, incluido el Acuerdo de París. Pese a ello, algunos estados optaron por cumplir con los compromisos contraídos con la lucha contra el cambio climático, y en febrero de 2021 la nueva administración federal decidió que los EE.UU. se reincorporaran a ese Acuerdo.

Entre 2017 y 2019, el gobierno revocó la protección de más de 90 sitios medioambientales. Esto, junto con la reducción del precio del gas natural y las energías renovables debida a los adelantos tecnológicos, provocó una expansión del consumo de petróleo, gas natural y energías renovables, fomentada por la adopción de generosos incentivos fiscales y por el incremento en un 22% de los fondos para la investigación asignados al Departamento de Energía.

A pesar de que en 2017 el gasto en salud representaba aproximadamente un 18% del PIB, siguen constituyendo un problema tanto el acceso a la atención médica y sanitaria como la equidad en los cuidados dispensados. Por otra parte, se prevé que de aquí al año 2028 ascienda a un 47% el porcentaje de los gastos en atención médica y sanitaria financiados por las autoridades federales, estatales y locales: una tendencia que puede conducir a una situación insostenible. La medicina de precisión está abriendo paso a una vasta gama de posibilidades terapéuticas, pero está incrementando también los costes de salud. El ámbito de la farmacogenética está en vías de expansión y va a exigir en el futuro una mayor colaboración entre las empresas farmacéuticas y las que son predominantes en el almacenamiento de datos.

En respuesta a las crecientes preocupaciones suscitadas por la influencia de los cinco principales colosos de la tecnología digital en la sociedad, la economía y la política, en 2020 se iniciaron verificaciones independientes sobre su cumplimiento de la normativa contra los monopolios.

La pandemia de COVID-19 causó la muerte de más de medio millón de ciudadanos estadounidenses. No obstante, en 2020 aumentaron los registros de nuevas empresas a pesar de la pandemia, aunque se redujo el volumen de capital riesgo disponible para las empresas emergentes.

Gráficos
  • Gráfico 5.1: Tendencias socioeconómicas en los EE.UU.
  • Gráfico 5.2: Tendencias del gasto en investigación en los EE.UU.
  • Gráfico 5.3: Tendencias de la innovación en los EE.UU.
  • Gráfico 5.4: Ciencia e ingeniería en los EE.UU., por estado
  • Gráfico 5.5: Tendencias de las publicaciones científicas en los EE.UU.
  • Gráfico 5.6: Empresas líderes e institutos de investigación con publicaciones y patentes a escala mundial
  • Gráfico 5.7: Institutos de fabricación de los EE.UU. (2017)
  • Gráfico 5.8: Tendencias de la energía en los EE.UU.
  • Gráfico 5.9: Gasto nacional en atención médica y sanitaria, por categoría (2016, 2018 y previsiones para 2028)
  • Gráfico 5.10: Tendencias de los recursos humanos en los EE.UU