http://www.unesco.org/culture/ich/es/RL/00108

El Sbek Thom, teatro de sombras jémer

Inscrito en 2008 (3.COM) sobre la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (originalmente proclamado en 2005)

Pais(es): Camboya

Identificación

Description

El teatro de sombras sbek thom pone en escena a grandes marionetas de cuero no articuladas, que cobran vida gracias a la precisión de los gestos y pasos de baile del marionetista. Acompañados por orquesta y narradores, los bailarines escenifican pasajes del Reamker, versión camboyana de la epopeya del Ramayana.
El teatro de sombras sbek thom pone en escena a grandes marionetas de cuero no articuladas, que cobran vida gracias a la precisión de los gestos y pasos de baile del marionetista. Acompañados por orquesta y narradores, los bailarines escenifican pasajes del Reamker, versión camboyana de la epopeya del Ramayana.

El Sbek Thom es un teatro de sombras jémer que presenta marionetas no articuladas de dos metros de alto hechas de cuero calado. El Sbek Thom, que se remonta a un periodo anterior al Angkoriano, junto con el ballet clásico real y el teatro de máscaras, es considerado como sagrado. Dedicado a las divinidades, las representaciones sólo podían tener lugar en ocasiones específicas, tres o cuatro veces al año, tales como el Año Nuevo jémer, el cumpleaños del rey o la veneración de personalidades ilustres. Después de la caída de Angkor en el siglo XV, el teatro de sombras se desarrolló más allá del simple marco ritual para convertirse en una forma artística, al tiempo que conservaba su dimensión ceremonial.

Las marionetas se hacen de una pieza única de cuero según una ceremonia especial para cada personaje representando a dioses o divinidades. Las pieles se tiñen con una solución obtenida a partir de la corteza del árbol kandaol. El artesano dibuja el personaje en la piel curtida, después lo recorta y lo pinta antes de atarlo a dos palos de bambú, lo que permite al bailarín animar la marioneta.

Las representaciones tienen lugar generalmente por la noche al aire libre, al lado de un arrozal o de una pagoda. Un gran telón blanco se coloca entre dos altos palos de bambú delante de una gran hoguera, o, actualmente, de proyectores. Las siluetas de la marioneta se proyectan en la pantalla blanca. Los animadores dan vida a las marionetas con pasos de baile precisos y específicos. La representación está acompañada por una orquesta y dos narradores. Inspirada en el Reamker, la versión jémer del Ramayana, representa escenas de esta epopeya que pueden durar varias noches y requerir hasta 160 marionetas para una sola presentación. Muchas de ellas fueron destruidas bajo el régimen represivo de los jemeres rojos, que casi consiguió aniquilar este arte sagrado. Desde 1979, el Sbek Thom ha sido revitalizado progresivamente gracias a unos pocos artistas supervivientes. Hasta ahora, tres teatros de sombras han logrado renacer de sus cenizas, asegurando así la transmisión de los conocimientos y las técnicas, sobre todo las relacionadas con la fabricación de las marionetas.

Diaporama

Video



Tienen también acceso a estos vídeos (y muchas mas) desde la página internet de los Archivos Multimedia de la l’UNESCO