http://www.unesco.org/culture/ich/es/RL/00133

El Chopi Timbila

Inscrito en 2008 (3.COM) sobre la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (originalmente proclamado en 2005)

Pais(es): Mozambique

Identificación

Description

Las comunidades chopi del sur de Mozambique son conocidas por sus orquestas de hasta 30 xilófonos de madera de distintos tamaños y registros tonales. Cada año, se componen varias obras nuevas que se interpretan en las fiestas y otros acontecimientos de la comunidad acompañando la enérgica danza timbila.
Las comunidades chopi del sur de Mozambique son conocidas por sus orquestas de hasta 30 xilófonos de madera de distintos tamaños y registros tonales. Cada año, se componen varias obras nuevas que se interpretan en las fiestas y otros acontecimientos de la comunidad acompañando la enérgica danza timbila.

Las comunidades chopi viven principalmente en la parte meridional de la provincia de Inhambane, en el sur de Mozambique, y son famosas por su música de orquesta. Sus orquestas constan de cinco a treinta xilófonos de madera, llamados timbila (mbila en singular), de distintos tamaños y registros tonales. Los timbila son instrumentos afinados con gran precisión y fabricados con una madera de gran resonancia procedente de un árbol de crecimiento lento llamado mwenje. Debajo de cada listón se adapta un resonador de calabaza, que se pega firmemente con cera de abeja y se impregna de aceite de nkuso, lo que da al timbila su rica sonoridad nasal y sus vibraciones características. Las orquestas se componen de maestros del timbila y de aprendices de todas las edades. Se ven niños tocando al lado de sus abuelos. Cada año, se componen varias obras nuevas que se interpretan en las bodas y otros acontecimientos de la comunidad. Los ritmos dentro de cada tema son complejos, de modo que la mano izquierda del músico ejecuta a menudo un ritmo distinto al de la mano derecha. Las interpretaciones duran más o menos una hora. Presentan temas para solistas y otros para orquesta, utilizando tempos distintos. Estrechamente asociadas a la música, hay también danzas particulares timbila que son bailadas por dos a doce bailarines delante de la orquesta.

Cada interpretación de timbila incluye un canto solemne (m’zeno), acompañado por bailarines, mientras los músicos tocan en sordina un ritmo lento. Estos textos, llenos de humor y sarcasmo, reflejan cuestiones sociales contemporáneas y sirven para hacer la crónica de los acontecimientos de la comunidad.

La mayoría de los músicos experimentados del timbila son ancianos. Aunque varios maestros del timbila han comenzado a formar a músicos jóvenes, admitiendo también a muchachas en sus orquestas y grupos de danza, los jóvenes están perdiendo cada vez más el contacto con este patrimonio cultural. Además, la tala de árboles ha ocasionado una escasez de la madera necesaria para producir la sonoridad peculiar de los instrumentos del timbila.

Diaporama

Video



Tienen también acceso a estos vídeos (y muchas mas) desde la página internet de los Archivos Multimedia de la l’UNESCO

Proyecto de salvaguardia (11-2006/12-2009)

Las comunidades chopi del sur de Mozambique son conocidas por sus orquestas de hasta 30 xilófonos de madera de distintos tamaños y registros tonales. Cada año, se componen varias obras nuevas que se interpretan en las fiestas y otros acontecimientos de la comunidad acompañando la enérgica danza timbila.

Los objetivos del proyecto de salvaguardia consisten en :

  • realzar la calidad y la autenticidad de los instrumentos del Timbila;
  • consolidar la transmisión a las generaciones más jóvenes;
  • asegurar el acceso a la documentación científica del Chopi Timbila; crear oportunidades para su interpretación e intercambio entre los que lo practican;
  • reforzar las protecciones legales, y promover los intereses sociales y económicos de los detentadores de la tradición del Timbila.

Se espera que el proyecto refuerce las medidas nacionales de salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial; consolide la salvaguardia de las capacidades a los niveles local y nacional, particularmente en el Timbila; contribuya a una mejor comprensión de la importancia de la protección de la diversidad cultural y de la necesidad de responder a los retos planteados por la modernización y la globalización; y facilite la comprensión de la necesidad de preservar el medio ambiente natural y cómo su degradación puede entrañar cambios en la vida de comunidades y en los modos de expresión de su cultura.