Técnicas tradicionales de tejido de alfombras en Fars


Inscrito en 2010 (5.COM) en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

© 2009 by Iranian Cultural Heritage, Handicrafts and Tourism Organization
Los iraníes gozan de una gran reputación en todo el mundo por su dominio del arte de tejer alfombras y, entre los tejedores más afamados, figuran los de región de Fars, situada al sudoeste del Irán. En primavera u otoño, los hombres de las comunidades locales esquilan la lana que se utiliza para confeccionar las alfombras. Luego, son también los hombres quienes fabrican el marco horizontal del telar que se coloca en el suelo, mientras las mujeres hilan la lana con ruecas. Los tintes utilizados (rojo, azul, marrón y blanco) son esencialmente naturales y se extraen de plantas como la granza y el añil, o de otros elementos vegetales como hojas de lechugas, cáscaras de nueces, rabos de cerezas y cortezas de granadas. Las mujeres se encargan del diseño, la selección de los colores y el tejido, y reproducen en las alfombras escenas de su vida nómada. Tejen sin cartones y por eso nunca hay dos alfombras con dibujos iguales. Una vez teñidos, los hilos se anudan a la urdimbre para iniciar el tejido. Por último, se cosen los bordes de las alfombras, se elimina el exceso de lana para destacar los motivos y se procede a la limpieza final. Todos estos conocimientos se transmiten mediante el ejemplo y oralmente: las madres muestran a sus hijas cómo deben utilizar los diferentes materiales, instrumentos y técnicas, mientras que los padres enseñan a sus hijos a esquilar la lana y fabricar los telares.