Técnicas tradicionales de tejido de alfombras en Kashan


Inscrito en 2010 (5.COM) en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

© 2009 Iranian Cultural Heritage, Handicrafts and Tourism Organization
En Kashan, una ciudad que desde mucho tiempo atrás se ha convertido en un centro de confección de alfombras de gran calidad, casi uno de cada tres habitantes vive del tejido de alfombras y las mujeres representan los dos tercios de las personas dedicadas a esta actividad. El procedimiento de fabricación de una alfombra empieza por la elaboración de un diseño sobre la base de una serie de estilos establecidos con motivos de flores, hojas, ramas, animales y escenas históricas. La alfombra se teje en un telar llamado dar y los hilos de la urdimbre y la trama son de algodón o de seda. Para fabricar la alfombra se atan esos hilos a la urdimbre con una técnica específica: el nudo farsi o persa. Luego, los nudos se mantienen con un hilo de trama y se cardan. La técnica farsi del tejido –llamada también del nudo asimétrico– se practica en Kashan con una delicadeza excepcional, que puede apreciarse en los nudos finos y regulares del reverso de las alfombras. Los coloridos de las alfombras de Kashan se obtienen empleando tintes naturales extraídos de la granza, la cáscara de nuez, la corteza de granada y la hoja de viña. Las técnicas tradicionales de tejido de las alfombras de Kashan son transmitidas por las abuelas y las madres a sus hijas y nietas por medio del aprendizaje. Los varones también adquieren mediante el aprendizaje las técnicas de diseñar, esquilar la lana, teñir y fabricar telares y otros instrumentos.