El Proyecto Regional de Educación para América Latina y el Caribe (EPT/PRELAC)

El Proyecto Regional de Educación para América Latina y el Caribe (EPT/PRELAC) fue la estrategia regional para lograr los objetivos de la Educación para Todos (EPT) aprobada por los ministros de Educación de la región en 2002, y tuvo como propósito promover cambios substantivos en las políticas y prácticas educativas, concentrando los esfuerzos en cinco ámbitos de acción considerados los focos estratégicos en los cuales la región debe trabajar para alcanzar estas metas al 2015.

El proyecto constituyó un foro técnico y político que promovió el diálogo, la construcción conjunta de conocimientos y el intercambio entre las autoridades de los sistemas educativos, docentes, profesionales de la educación y otros actores sociales involucrados.

Aprobado por los ministros de Educación en La Habana en noviembre de 2002, el EPT/PRELAC persiguió la realización de cambios sustantivos en las políticas y prácticas educativas a partir de la transformación de los paradigmas vigentes, para asegurar aprendizajes de calidad, tendientes al desarrollo humano, para todos, a lo largo de la vida. Buscó que las políticas educativas priorizaran los derechos a la educación y a la igualdad de oportunidades, eliminando las barreras que limitan la plena participación y aprendizaje de las personas.

El sentido de este proyecto, complementario y estratégico para alcanzar las metas de EPT en la región, fue movilizar y articular la cooperación dentro y entre los países. Concebido como un marco orientador para la acción, el PRELAC se fundamentó en cuatro principios rectores que pusieron en el centro a las personas, y definió cinco focos estratégicos o áreas prioritarias para la intervención y el cambio. El Proyecto Regional puso el acento en la resolución de los aspectos aún pendientes para lograr una educación de calidad de la que nadie quede excluido.

Principio de la página